La noche de ayer durante el Bellator 225 ninguna de las catorce peleas que conformaron la cartelera se definieron en las tarjetas de los jueces.

De las catorce contiendas que se libraron, siete se finalizaron por nocaut y las otras siete por sometimiento. Nueve se detuvieron en el primer asalto, tres en el segundo y dos en el tercero.

Aviv Gozali logró el sometimiento más rápido en la historia de la promoción al someter a Eduard Muravitsky con un imanari roll en apenas once segundos.

De acuerdo a un tweet de Tapology, exceptuando el UFC 2, el Bellator 225 fue el evento con más peleas en no llegar a las decisiones en la historia de las MMA.

Además, se convirtió en el tercer evento de la promoción en que todas sus peleas se definieran antes del campanazo final, con los otros dos siendo el Bellator 36 y el Bellator 168.

Previamente, el récord por más finalizaciones lo sostenía la UFC con el UFC Fight Night Sidney, llevado a cabo el 8 de noviembre del 2014. En aquella cartelera, la cual fue estelarizada por una pelea entre Luke Rockhold y Michael Bisping, las once peleas no llegaron a las tarjetas de los jueces.