5 razones por las que el UFC está empezando a parecerse a la WWE

0

65 razones por las que el UFC está empezando a parecerse a la WWE

Cuando el UFC 1 tuvo lugar en una fría noche en Noviembre de 1993 en el McNichols Arena en Denver, Colorado, eso marcó el comienzo de la competición más importante de artes marciales mixtas del planeta, impulsado por el concepto del mejor enfrentando al mejor para poder llamarse a sí mismo campeón.

Eso quizá era difícil en aquellos ‘oscuros’ días en donde el deporte tenía pocas reglas y las regulaciones lo tenían al borde de la perdición, pero hoy en día es todo lo contrario. Después de que los hermanos Fertitta compraron el UFC junto a Dana White por una suma irrisoria para luego convertirlo en una competencia legítima y regulada vista en Pague-Por-Ver en todo el mundo, el UFC se expandió en una marca global que ofrece shows casi cada fin de semana.

Cuando su popularidad llegó al punto más alto en 2016 de la mano de la rivalidad entre Nate Diaz y Conor McGregor, los hermanos Fertitta vieron la oportunidad para obtener dinero, y eso hicieron. Vendieron el UFC al gigante de Hollywood, el grupo WME-IMG (ahora Endeavor) por la suma récord de 4,200 millones de dólares, una de las ventas de franquicias más grandes en la historia del deporte. Pero no todo era color de rosa. Este año se vieron algunos terribles ratings de PPV y de televisión, con el UFC 213, UFC 215, y UFC 216 ubicándose como tres de los PPV menos vistos de la compañía del Octágono.

Aunque sin duda es cierto que fue imperfecto en sus primeros días, el UFC ahora lidia con un conjunto de problemas completamente diferentes entrando a 2018, y muchos podrían argumentar que los nuevos dueños del UFC no saben exactamente lo que están haciendo. Cada vez es mayor la sensación de que la agencia de Hollywood intenta programar los encuentros más populares, shows de pelea exagerados en vez de aquellos combates que claramente tienen un significado más legítimo basado en la meritocracia.

Esto ha llevado a un constante flujo de críticas relacionadas con que el UFC se está pareciendo más a su contraparte de la lucha profesional, la WWE, y esas son palabras fuertes por parte de los fans de las MMA. Desafortunadamente, el argumento no puede ser totalmente negado. Veamos las razones:

Atrás