5 razones por las que el UFC está empezando a parecerse a la WWE

5Los títulos casi no tienen significado

Jason Silva/Zuma Press/Icon Sportswire

Endeavor debe ser felicitado por finalmente lograr que la división de peso medio se mueva en la dirección correcta al programar Robert Whittaker vs. Luke Rockhold en el UFC 221, pero en el UFC existe una división que es un absoluto desastre.

Esa obviamente es la división de peso ligero la cual Conor McGregor tiene estancada, ‘The Notorious’ peleó allí una vez y ganó el título en el UFC 205 de Noviembre de 2016, luego abandonó las MMA durante todo el 2017 con el objetivo de probar suerte en el terreno del Boxeo, en donde fue derrotado por Floyd Mayweather Jr. McGregor consiguió el gran día de pago que siempre quiso y no puede ser culpado por eso, pero el hecho de dejar en veremos a la clase de peso de las 155 libras – la cual es una de las más talentosas – es algo que no tiene sentido alguno.

Un cinturón interino le fue entregado a Tony Ferguson en Octubre en el UFC 216, pero sin un camino para realizar la pelea por la unificación de los títulos con McGregor, él optó por someterse a una cirugía de hombro, y así dos campeones fueron dejados de lado sin noticias reales sobre un regreso. También tengan en cuenta la situación de la división de peso medio, en donde a Michael Bisping le permitieron evitar a los contendientes del top 10 para enfrentar al top 14 a punto de retirarse Dan Henderson, y a Georges St-Pierre que salía del retiro y quien además nunca había peleado en el peso medio. St-Pierre venció a Bisping y dejó vacante el cinturón un mes después.

Los títulos interinos son creados con más frecuencia, haciéndolos ver más como cinturones de la WWE, son ganados y recuperados en un ciclo sin fin.

Debido a estos sucesos, los títulos del UFC lucen más como cinturones dorados sólo para ser mostrados después de una victoria, en vez de símbolos de la verdadera supremacía de las MMA para ser defendidos con orgullo.