La carrera de Aaron Pico en Bellator no se está desarrollando como Scott Coker hubiese deseado.

El joven prospecto de 22 años sufrió el pasado sábado su segunda derrota al hilo por nocaut a manos del invicto Ádám Borics en las Preliminares del Bellator 223.

Como preparativo para la pelea, Pico se mudó a Jackson Wink MMA en Albuquerque, Nuevo México, y aunque logró dominar el primer asalto, el nocaut que sufrió demuestra que está lejos de lo que se esperaba de un atleta de su calibre.

Una semana después de la que fue su tercera derrota como profesional, Pico compartió en Instagram un mensaje a todos sus seguidores agradeciendo por el apodo y asegurando que aún tiene mucho por aprender.

Transcripción cortesía de MMA Fighting:

“Me he mantenido alejado de mi teléfono un par de días, pero sólo quería darles una actualización de que todo está yendo bien. Obviamente odiamos perder, pero debo regresar a Albuquerque y averiguar con mis entrenadores qué hicimos mal. Ahora sólo estoy disfrutando de la vida, montando mi caballo junto a mis perros”.

“Espero que todos la pasen bien. De nuevo, gracias por su continuo apoyo, en serio lo aprecio. Tengo mucho trabajo que hacer. Mucho, mucho trabajo, pero eso es lo que lo hace divertido, lo que lo hace emocionante y lo que hace que valga la pena levantarse de mañana y trabajar para cumplir la meta, ser campeón mundial. Lo lograremos. Gracias”.