Andy Foster, Director Ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de California (Foto: Sherdog.com)

Los peleadores que compitan en el estado de California deberán pensarlo dos veces a la hora de “no hacer el peso” en camino a una pelea, pues ahora les costará el 20 por ciento de su potencial ganancia total si no logran llegar a la meta de peso estipulada.

Durante una reunión el martes en Los Ángeles, el Director Ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de California (CSAC por sus siglas en inglés), Andy Foster, anunció que reestructurará los contratos de las peleas para aumentar la multa al 20 por ciento del dinero por presentarse al espectáculo y el bono por victoria; anteriormente solo se multaba el 20% del dinero por presentarse al espectáculo. La noticia fue revelada por MMAFighting.com.

Como director ejecutivo del CSAC, Foster tiene la autoridad para modificar los contratos, que generalmente son firmados por los luchadores el día del pesaje.

La comisión también quiere que las solicitudes de licencia requieran que los peleadores estipulen la división de peso más baja o cercana al peso del peleador, y si pelean en California e intentan bajar a otra división, necesitarán un permiso médico. La división de peso indicada también ayudará a los médicos aprobados por la CSAC a determinar durante un examen físico si se ha llevado a cabo un corte de peso extremo.

Foster también recomendó agregar nuevas clases de peso según lo propuesto por la Asociación de Comisiones de Boxeo este año pasado. Las cuatro nuevas divisiones incluyen 165, 175, 195 y 225 libras.

El principal objetivo del regulador es mitigar los riesgos para la salud que surgen del corte extremo de peso.