La nota contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad de algunos.

A sus 25 años, la carrera de Paige VanZant se ha visto plagada de lesiones.

Le miembro de Team Quest regresó al octágono luego de más de un año de inactividad debido a la fractura de una de sus brazos con una victoria sobre Rachael Ostovich en el show inaugural de la UFC en ser emitido por ESPN.

Con una pelea pautada con Poliana Botelho para el UFC 236, una nueva lesión en su brazo le impidió a VanZant competir por segunda vez en cuatro meses. Originalmente se creyó que no se requeriría de una intervención quirúrgica, pero en efecto este mes le confirmó a ESPN que sí necesitaría pasar por el bisturí.

Esta tarde, VanZant compartió a través de su cuenta de Twitter algunas fotos durante la operación, y son un poco gráficas.

Se cree que VanZant podría volver a competir en dentro de tres meses.