Bellator 153 benson henderson andrey koreshkov
Crédito: Dave Mandel/Sherdog.com

Bellator 153 fue una excelente noche de MMA tras un par de carteleras algo dudosas o carentes de emoción, prueba que a pesar de los circos y los eventos pocos pulidos, la empresa de Scott Coker tiene lo necesario para presentar competencia. Bien podría haber sido una noche histórica. El debut de Benson Henderson frente al campeón welter Andrey Koreshkov le daba la oportunidad de acumular un cinturón de tres grandes empresas distintas, uno de ellos en una segunda categoría. En cambio, Koreshkov demostró lo que valen los peleadores estrella de la promoción.

Benson Henderson demostró de qué está hecho un campeón. En un desempeño de película, “Smooth” sobrevivió cinco brutales asaltos frente a un hombre más grande y más fuerte, siempre manteniéndose en la pelea a pesar del castigo recibido. Para Koreshkov, fue el mejor desempeño de su carrera. “The Spartan” controló la pelea de inicio a fin, demostrando no sólo un poder arrollador pero la precisión y mesura necesarias para darle buen uso combinado con su ventaja en alcance. Tras estar a punto de noquear a Henderson por lo menos una vez en cada asalto, la decisión unánime a favor de Koreshkov fue indiscutible.

Benson Henderson sobrevivió ataques como este por lo menos una vez por asalto.

Patrício Freire, el menor de los hermanos “Pitbull”, bien podría cumplir con su promesa de volver por el título de los pesos pluma tras ahorcar a Henry Corrales mediante guillotina a los 4 minutos del segundo asalto. Cauto frente a la agresión de su oponente, tanto así que los anunciantes creyeron que se había lesionado durante la primera ronda, Freire llevó al encuentro a su final mediante un derribo aparentemente poco efectivo. Corrales creyó que había escapado de la lona tras una patadas, pero quedó expuesto a la sumisión que acabó con la pelea.

Se acabó la suerte para Brennan Ward. Tras pasarse a los welters y juntar cuatro victorias seguidas, Ward estaba en posición de recibir una pelea por el título según Scott Coker en octubre. En cambio, la llegada de Benson Henderson le costó esa oportunidad, y para peor su pelea con el veterano Evangelista “Cyborg” Santos fue una derrota rápida y fulminante. Le tomó sólo 30 segundos al brasileño asegurar una llave de talón, la segunda de la noche, que dejó a Ward con su pie derecho torcido en un ángulo desagradable, incapaz siquiera de presentarse al anuncio del resultado.

Freire extiende su récord de victorias dentro de la empresa y espera su revancha con Daniel Mason-Straus.

Brent Primus y Gleristone Santos, junto con el evento principal, demostraron fehacientemente que una decisión puede ser tan emocionante como un final rápido y que no hace falta talento de primera categoría para dar un buen producto. Una pelea extremadamente pareja, Santos dio buena cuenta de sí mediante su habilidad de striking, forzando a su oponente a perseguirlo y conectando con buenas combinaciones y patadas a las piernas. Sin embargo, los derribos y el control superior de Primus, cuando entraron en juego, lograron ganarle el encuentro al cinturón negro en jiu-jitsu.

En la apertura, Michael “Venom” Page siguió con su espectacular racha y sometió a Jeremie Holloway en dos minutos con 15 segundos. Page dejó a Holloway en el suelo mediante un derechazo en dos ocasiones distintas, y tras la segunda su rival buscó desesperadamente una llave de talón. Finalmente fue Page quien, mientras defendía su propia pierna, tomó el pie izquierdo de su rival y lo forzó a tapear con su propia llave a la extremidad. Otra victoria dominante, y el mundo espera con ansias a que este prospecto enfrente a oposición más condecorada.

Michael Page extiende su racha a 10-0, agregando una tercera sumisión a su récord.