Bellator 162 Alexander Shlemenko Kendall Grove
Crédito de la imágen: Dave Mandel/Sherdog.com.

Tras una suspensión de un año por dopaje, el ex campeón de peso medio Alexander Shlemenko tuvo un retorno exitoso y noqueó a Kendall Grove al minuto con 43 segundos del segundo asalto de la estelar de Bellator 162. “The Storm” (La Tormenta) cumplió con su apodo y presionó sin piedad a Grove, que tuvo problemas en emplear su ventaja de alcance en una fiera estelar para una buena noche de MMA. Aunque Grove pudo aturdir a Shlemenko en el primer asalto, The Storm pudo sobrevivir y conectó con un golpe al hígado seguido de un gancho a la quijada previo a finalizar la pelea mediante ground and pound.

En la coestelar, Bobby Lashley sometió a Josh Appelt mediante mataleones al minuto con 43 segundos del segundo asalto. El encuentro fue un desempeño dominante por parte de Lashley, que al igual que Brock Lesnar no es sólo un gigante de la lucha profesional sino que también fue campeón de lucha amateur. Appelt poco acertó en el encuentro y se vió aplanado contra la jaula en el clinch y derribado a voluntad por Lashley, que arrasó con su rival en la lona durante la mayoría del primer asalto antes de repetir lo mismo y terminar con la pelea en el segundo.

Bellator 162 Bobby Lashley Josh Appelt
Crédito de la imágen: Dave Mandel/Sherdog.com.

En una noche de finalizaciones, Goiti Yamauchi se llevó la más rápida al someter a Ryan Couture mediante armbar al minuto con un segundo del primer round. Fue el hijo de la leyenda Randy Couture, irónicamente, quien buscó el clinch y luego el derribo tras bloquear una patada a su cabeza y evitar un par de golpes al principio de la pelea. Yamauchi, que ahora lleva 16 de 20 victorias por sumisión, simplemente cerró su guardia y consiguió una rápida armbar que terminó el encuentro.

Hisaki Kato evitó que la estelar saliera del primer asalto por un par de segundos, noqueando a A.J. Matthews en cuatro minutos y 58 segundos. Fue Matthews aturdió primero a su rival en una apertura llena de acción, pero “The Mercenary” no presionó cuando debió y tuvo que tomarse un descanso por un piquete de ojos accidental. Cuando se volvió a la acción Kato debilitó la guardia de su oponente mediante repetidas patadas al cuerpo y la cabeza antes de encontrar un uppercut que le permitió llover golpes y cerrar el encuentro.

Participa de la conversación