Bellator 198 fedor emelianenko frank mir
Crédito: Bellator MMA

“El Último Emperador” avanza en el Grand Prix de peso completo de Bellator, y con un triunfo en un encuentro largamente esperado. Frank Mir salió a presionar en la estelar de Bellator 198, buscando la quijada de Fedor Emelianenko con combinaciones de manos que hicieron tambalear al ex campeón de Pride recién iniciada la pelea, pero no pudo concretar y se vió arrojado a la lona del clinch. El ex campeón de la UFC volvió al ataque pero tras un golpe errado Mir se encontró de lleno con un uppercut corto de Emelianenko, que lo dejó en la lona recibiendo ground and pound hasta que la pelea fue detenida en solo 48 segundos.

La cartelera tuvo cuatro sumisiones en sus primeras cuatro peleas, pero la más impresionante fue el ahorque de triángulo que Emmanuel Sanchez pudo aplicar de pie a Sam Sicilia, sometiéndolo en tres minutos con 52 segundos. Fue Sicilia quién presionó y se mostró dispuesto a intentar controlar a su rival en el clinch y la lona, pero “El Matador” no cedió el control. Sanchez amenazó múltiples palancas a las piernas y finalmente tomó la espalda de pie contra la jaula, convirtiendo un derribo fallido a un triángulo que pareció final incluso antes de terminar en la lona para asegurarse el triunfo.

Rafael Lovato Jr. se llevó la tercer victoria consecutiva para el jiujitsu, sometiendo a Gerald Harris con un armbar en sólo un minuto con 11 segundos. La pelea llegó al suelo no mediante un derribo sino que por un intento de rodillazo volador de Lovato y Harris, que salió del retiro para aceptar el encuentro a corto plazo, intentó presionar desde la guardia de su rival. En cambio, Lovato forzó a su oponente a defenderse de un intento de ahorque de triángulo y luego hizo la transición a un armbar de la que Harris no pudo escapar y la cual consiguió el tapeo.

Neiman Gracie sigue invicto y representó a su famosa familia con éxito, sometiendo a Javier Torres mediante triángulo de brazo a los tres minutos con 18 segundos del round dos. Torres no pudo evitar encontrarse en el clinch de su oponente y de allí terminó arrastrado de manera constante a la lona sin poder volver a ponerse de pie. Gracie se preocupó principalmente por controlar a su oponente y mantener la posición dominante en el grappling, y tras fracasar con un intento de heel hook en el primer round se aseguró la montada completa para cerrar el ahorque final.

Decorado experto en jiujitsu, Dillon Danis abrió el evento y su carrera en las MMA con un triunfo para su disciplina, tapeando a Kyle Walker mediante toe hold en un minuto con 38 segundos. El primer intento de derribo de Danis, mejor conocido en el deporte por ser parte del equipo de Conor McGregor, fue bloqueado y el joven grappler sufrió un par de duros golpes de parte de su rival, pero pudo atrapar a Walker y arrastrarlo a su guardia, pasando a un intento de kneebar y de allí cambiando a la palanca que cerró la pelea.