Bellator 207 Matt Mitrione Ryan Bader
Crédito: Bellator MMA

La primer semifinal del torneo de pesos completos de Bellator, estelar de Bellator 207, no fue para nada pareja. Ryan Bader dominó de principio a fin, arrasando a Matt Mitrione con su lucha para llevarse una decisión unánime con dos 30-25 y un 30-24. Poco hay para decir del encuentro, con Mitrione logrando ofensiva nula y totalmente incapaz de detener al derribo o escapar de la lona. Por 15 minutos Bader controló a voluntad, mantuvo a su rival de mayor tamaño aprisionado, llovió ground and pound y hasta amenazó un kimura que no llegó a concretar.

Sergei Kharitonov es ahora la tercer persona en finalizar a Roy Nelson, anotando el nocaut en cuatro minutos con 59 segundos. Aunque el resultado final se verá algo opacado por un rodillazo ilegal a Nelson, lo cierto es que “Big Country” no pudo mantener su cardio ni encontrar su ritmo y se cansó errando intentos de derribos y volados de derecha. Kharitonov, algo más medido, trabajó detrás del jab y fue marcando de a poco a su duro rival, encontrando más y más derechas que aturdieron a Nelson y lo dejaron indefenso contra la jaula donde un último rodillazo cerró el encuentro.

Lorenz Larkin superó a Ion Pascu por decisión unánime, ganándose el puesto de peleador alterno en Grand Prix de peso welter. Pascu tuvo éxito limitado de pie, con algunas patadas a las piernas y largas derechas encontrando la marca, y sus intentos de usar la lucha no dieron fruto hasta el tercer asalto donde pudo controlar pero no arrebatar la pelea. “The Monsoon” se impuso evitando el derribo y principalmente con sus feroces patadas, aunque sus jabs, derechas y uppercuts sumaron, llevándose en los primeros dos rounds con duros embates a las piernas y patadas frontales y laterales al cuerpo.

Corey Browning dejó fuera de combate a “Baby Slice” Kevin Ferguson Jr. en su debut en la promoción, llevándose el nocaut técnico a los dos minutos con ocho segundos del round dos. El jóven Slice tuvo un inicio imponente, pasando la mayoría del primer round encima de su rival buscando golpes, pero no pudo hacer mella y terminó gastando demasiada energía. Browning sobrevivió el embate, pudo tomar un crucifijo y conectar golpes al final del primer round y salió con más energía al segundo, aturdiendo a Slice con una derecha, evitando intentos de grappling defensivo y cerrando la pelea con ground and pound.

Mandel Nallo consiguió un impresionante nocaut en la apertura, dejando inconsciente a Carrington Banks con un rodillazo a los 57 segundos del round dos. Banks pudo sobrellevar un complicado primer asalto, absorbiendo una dura patada al cuerpo y escapando de un ahorque de anaconda para lograr un derribo y control, pero su juego no tuvo gran impacto en su rival. Nallo no tuvo que preocuparse por el derribo en el segundo asalto ya que vió rápidamente su oportunidad, conectando un feroz rodillazo de contragolpe a un jab que dejó a Banks inmediatamente inconsciente.