Bellator 212 michael chandler brent primus
Crédito: Bellator MMA

Bellator MMA dista aún de poder competir mano a mano con la UFC, pero tiene sus propios peleadores de primer nivel y Michael Chandler es uno de los destacados. “Iron Mike” no dejó lugar a duda en su revancha con Brent Primus tras su accidentado primer encuentro, aunque Primus hizo todo lo posible con striking afilado y preciso y un intento de mataleones peligrosisimo. Round tras round en la estelar de Bellator 212, tras intercambiar duros golpes, Chandler consiguió derribar a su rival y dominó cómodamente la acción en la lona para llevarse la decisión unánime y el título de peso ligero de la empresa por tercera vez.

Frank Mir continuó su declive, tapeando a golpes de Javy Ayala a los cuatro minutos con 30 segundos del round dos. Mir no se vió totalmente carente de sus viejas cualidades, dominando el primer asalto en la lona con comodidad y amenazando varias sumisiones, pero se vió cansado tras los primeros cinco minutos y las cosas empeoraron desde allí. Ayala pudo evitar el juego del ex campeón de la UFC en el segundo asalto y trabajó para controlar el clinch, usando golpes cortos que primero cortaron a su rival y se acumularon hasta que Mir se dió por vencido acusando un posible diente perdido.

A.J. McKee continúa su ascenso como prospecto invicto, sometiendo a Daniel Crawford mediante ahorque anaconda en tres minutos con 19 segundos. Poco que relatar de la pelea, con McKee lanzándose al derribo tras evitar una ráfaga de potentes pero poco precisos golpes de su rival. El “Mercenario” se tomó su tiempo contra la jaula antes de llevar a la acción a la lona, y cuando Crawford buscó atacar las piernas desde la posición inferior McKee transicionó al control lateral y luego norte-sur antes de cerrar el ahorque final.

Juliana Velasquez se mantuvo invicta con una decisión dividida sobre Alejandra Lara. Aunque llegó con mejores credenciales en el striking, Lara se vió forzada a intentar mantenerse movil y no pudo mostrar mucha agresión frente a una rival que le sacó ventaja en poder y precisión. Velasquez pudo encontrar contragolpes de manera consistente frente a su veloz rival, supo cortar la jaula y hasta llevó las de ganar en el grappling, bloqueando los intentos de derribos y sumisiones de su rival en el segundo y tercer asalto para controlar la acción en la lona.

Sam Sicilia superó a Derek Campos por decisión dividida en una apertura menos pareja de lo que vio uno de los jueces. Encuentro entre dos duros golpeadores, Sicilia llevó las de ganar de pie con su mejor precisión y capacidad de encontrar contragolpes, manteniendo a Campos a la defensiva por todo el primer asalto y aturdiendolo duramente en el segundo con sus manos. Campos se mantuvo en la pelea mediante su grappling y resistencia, sobreviviendo el round dos con un derribo y control en la lona y pudiendo presionar a su cansado rival con la amenaza de llevar la acción a la lona.