Bellator 218 Emmanuel Sanchez Georgi Karakhanyan
Crédito: Bellator MMA

No fue una estelar impactante, pero Emmanuel Sanchez está en buena posición para un futuro Grand Prix de peso pluma tras superar a Georgi Karakhanyan por decisión unánime en Bellator 218. Aunque Karakhanyan si logró llevarse el primer asalto con su lucha a ojos de todos los jueces, el ruso no logró mucho desde la posición superior en la media guardia. “El Matador” tuvo que parar más derribos de su oponente pero pudo responder con su propio grappling tras dos separaciones forzadas por el referí en los rounds dos y tres, llevando la acción a la lona bajo sus términos, amenazando sumisiones y conectando el ground and pound necesario.

Valentin Moldavsky superó a Linton Vassell, dos veces contendiente en las 205 libras, por decisión unánime en un cruce de peso completo. Vassell se llevó el primer asalto a partir de su grappling, anotando dos derribos y controlando la acción aunque sin hacer gran mella fuera de unos pocos codazos. La estrategia de “The Swarm” no volvió a dar resultado en los últimos dos rounds, sin embargo, y Moldavsky dió vuelta en el encuentro mediante su propio grappling, barriendo al inglés en la lona y anotando sus propios derribos para sumar largos trechos en la posición superior y la ventaja en puntos.

Anatoly Tokov pasó un mal rato, pero terminó sometiendo a Gerald Harris mediante guillotina a los 37 segundos del round dos. Apenas pasado un minuto y medio, principalmente de medición, Harris fintó un derribo y lanzó un explosivo volado de izquierda que colapsó a su rival inmediatamente. Tokov cayó y absorbió ground and pound como para cerrar un encuentro, pero de alguna manera pudo recuperarse y pasó el resto del asalto luchando contra la jaula, y apenas iniciado el segundo round conectó una patada al cuerpo y atrapó el cuello de su rival cuando este se doblegó.

Norbert Novenyi sometió a William Lavine mediante triángulo de brazo a los cuatro minutos con cinco segundos del round dos en la apertura. Lavine tuvo poco que ofrecer en el encuentro, su tercer pelea como profesional al igual que su rival, fuera de cierta resistencia y persistencia frente a la adversidad. Porque Novenyi tardó poco en derribar a su rival y controló la casi totalidad del encuentro, conectando golpes, amenazando sumisiones, arrastrando a su rival de vuelta a la lona cuando este escapaba incluyendo una suplex, hasta que finalmente pudo cerrar el ahorque definitorio.