Bellator 226 poster Ryan Bader Cheick Kongo
Crédito: Bellator MMA

La estelar de Bellator 226 fue un anticlímax como pocos que vió tanto a Ryan Bader como a Cheick Kongo salir mal parados. Lo cierto es que Bader mostraba un desempeño dominante, aturdiendo repetidas veces a su rival, derribandolo con facilidad y controlando en la lona, hasta que Kongo acusó un accidental pulgar a su ojo que paró la acción. Un rápido examen del doctor terminó que el veterano frances no podía continuar y así concluyó la primer defensa de título de peso completo de Ryan Bader, un sin resultado a los tres minutos con 52 segundos.

Derek Campos avanza a los cuartos de final del Grand Prix de 145 libras iniciado esta misma noche, eliminando al ex campeón Daniel Straus por decisión unánime. Desempeño algo inusual de Campos, más conocido por salir a matar o morir, “The Stallion” usó derribos con éxito y controló la acción en la lona con facilidad, aunque fue incapaz de finalizar múltiples intentos de triángulo de brazo. No queda más que preguntarse por el estado de salud de Straus, que terminó la pelea aquejado de una aparente lesión de brazo, en su regreso al deporte este año tras un brutal accidente que lo dejó incapaz de caminar en el 2017.

Adam Borics avanza también en el torneo de peso pluma, llevándose el nocaut técnico sobre el ex campeón Pat Curran a los cuatro minutos con 59 segundos del round dos. Borics extendió su invicto a 13-0 en el pausado encuentro, con Curran tímido a la hora de lanzar su propia ofensiva, controlando la poca actividad con sueltas patadas a la distancia sin grandes intercambios o trabajo de combinaciones. Parecía que la pelea iba a una decisión hasta que un repentino rodillazo volador de Borics puso a Curran en la lona absorbiendo ground and pound, y se acumularon los segundos de castigo hasta que el referí declaró la primer derrota por golpes del ex campeón.

Pedro Carvalho extendió su racha de victorias a seis, dejando a Sam Sicilia fuera del torneo de 145 libras mediante palanca de cuello al minuto con 56 segundos del round dos. Encuentro parejo y movido, Sicilia pudo amenazar con contragolpes de pie y llevar el ritmo en la lona en un principio, llevándose derribos buscando con sarna un ahorque, pero no pudo manejar la presión constante de su rival. Carvalho fue mejorando en volumen y puntería de golpes mientras pasaron los minutos, buscando también constantes sumisiones, hasta que finalmente pudo arrastrar a Sicilia a la lona en sus términos y aplicar presión al cuello para llevarse un rápido tapeo.

Emmanuel Sánchez abrió el Grand Prix de manera impresionante, sometiendo al prospecto Tywan Claxton mediante triángulo a los cuatro minutos con 11 segundos del round dos. Claxton se las vió negras frente al primer gran desafío de su joven carrera, encontrando poco éxito con sus duros golpes e incapaz de controlar el grappling a pesar de sus dotes como luchador. Sánchez siempre se mantuvo activo en la lona amenazando con peligroso jiujitsu, hasta cerrando el primer round lloviendo ground and pound, y puso fin al encuentro respondiendo a un derribo con un peligroso triángulo invertido para luego pasar a uno regular pero final.

Daniel Carey sorprendió y cortó con la racha de triunfos del peruano Gaston Bolaños, llevándose la sumisión por guillotina en cuatro minutos con 19 segundos de la apertura. El encuentro inició con intercambios de striking medidos y pausados, ambos hombres buscando probar las reacciones de su rival, con Bolaños llevándose lo mejor conectando buena variedad de ofensiva y absorbiendo mejor los golpes. Repentinamente, Carey vió a su rival con la cabeza baja y se lanzó a una guillotina, primero de pie y luego saltando a la guardia, apretando hasta que el referí comprobó que Bolaños había perdido la consciencia.