Bellator 231 Frank Mir Roy Nelson
Crédito: Bellator MMA

Ocho años después de su primer encuentro en UFC 130, Frank Mir está 2-0 sobre Roy Nelson con un nuevo triunfo por decisión unánime en la estelar de Bellator 231. Conocido principalmente por su grappling, Mir optó por concentrarse en el striking esta pelea y no tuvo grandes dificultades frente al siempre idéntico juego de Nelson, evitando el ya conocido volado de derecha y sacando ventaja en pausados intercambios mediante constantes patadas a las piernas. Parte la dureza de Nelson, parte el ritmo pausado del encuentro le permitieron mantenerse competitivo y lograr buenos golpes y un derribo en el tercer round, aunque sin mayores éxitos.

Phil Davis vuelve a trepar hacia el título de las 205 libras, anotando un nocaut técnico sobre el peleador de Rizin Karl Albrektsson en tres minutos con seis segundos del tercer round. Encuentro relativamente parejo de pie, Albrektsson pudo competir durante los cortos intercambios a distancia pero no logró mantener ese ritmo. La lucha fue clave para Davis, tanto para cansar a su rival y como amenaza que le permitió abrumar al sueco de pie con agresión y potencia, sumando castigo en todas las fases del encuentro hasta que Albrektsson terminó totalmente a la defensiva, incapaz de parar el derribo y el subsecuente ground and pound.

El prospecto Ed Ruth se llevó una decisión dividida más que discutible sobre Jason Jackson. Crédito a Ruth que mostró dureza y persistencia de sobra, presionando a través de los 15 minutos del encuentro, pero el ex campeón nacional de lucha tuvo pocos momentos realmente significativos en el striking y problemas concretando derribos. Fue Jackson quien dictó buena parte del ritmo de la pelea, usando constante retroceso y movimiento lateral para restarle efectividad a su rival y conectar contragolpes y sorpresivas ráfagas ofensivas que encontró con constante facilidad, aturdiendo a Ruth y dejándolo en la lona en varias oportunidades.

Ilara Joanne se llevó la gloria en el debut promocional de Bec Rawlings, sometiendo a la ex UFC mediante kneebar a los tres minutos con 35 segundos del round dos. La “Rowdy” australiana se vio abrumada en su quinta derrota consecutiva en las MMA, regresando al deporte luego de tres victorias en boxeo a puño limpio, incapaz de montar ofensiva relevante frente a la presión de su oponente. Joanne buscó golpes con sarna y dejó a su oponente en la lona mediante patada baja pero controló principalmente con su grappling, llevando las de ganar en la lona y esperando oportunidades hasta que pudo atrapar la pierna de su rival.

Tras tardar en soltar una sumisión un su último encuentro, el ex WWE Jake Hager siguió con el teatro y la apertura terminó en un sin resultado en un minuto con 56 segundos tras múltiples golpes a la ingle de Anthony Garrett. Vulnerable de pie, Hager no pudo derribar a su adversario contra la jaula y se vió limitado al clinch, y fue desde esta posición donde ocurrieron los accidentes. Garrett se quejó de un golpe bajo en uno de los primeros intercambios sin éxito pero el segundo fue indiscutible y paró la acción, sólo para llevar a un tercer rodillazo bajo que lo dejó incapaz de seguir peleando.