Billy Molina disputará una de las peleas más esperadas de Combate Clásico ante Marce Rojo, este jueves 27 de julio. Con un récord de 5-3, Molina no solo destaca dentro de la jaula; el puertorriqueño también lo hace fuera como piloto de aviones. En un reportaje de Raúl Álzaga para Primera Hora, el peleador explica sus dos grandes pasiones: “El volar es mi parte pasiva, serena. El MMA es mi parte agresiva y competidora.”

Molina explica que empezó sus dos caminos casi de forma simultánea. Primero fueron las artes marciales al final de su adolescencia, y luego a los 19 años, tuvo una conversación crucial con su padre.

“Siempre fui bien competitivo y eso se tradujo a las artes marciales. Pero un día mi padre me confrontó y me dijo que no iba a vivir solo de ser atleta. Me sugirió que podía laborar de camionero por 2000$ al mes. Pero también me dijo que su sueño había sido ser piloto.”

Billy ha ganado cinco de sus últimos seis enfrentamientos, todos finalizados antes de tiempo (3 Knockouts y 2 sumisiones). Se enfrentará a Marcelo Rojo (11-4), quien para el de Puerto Rico, es su rival más duro hasta la fecha.

“Para mí es súper emocionante esta pelea. Me encantan los retos. La jaula será grande y estaré dentro de la gran pantalla. No quisiera estar en ningún otro lugar el día 27, que no sea dentro de esa jaula con Marcelo Rojo.”

Él se cree que yo seré otro escalón más,” comentó Molina. “Pero cuando me vea en el pesaje va a ver a Puerto Rico en mis ojos, las frustraciones, la situación económica, las huelgas, el trabajo duro, y el color de mi piel. Y luego eso lo va a sentir en su rostro cuando sienta mis guantes durante la pelea. Se va por nocaut.”

#CombateClásico | 27 de julio | Miami
BOLETOS ticketon.co/9a65a