La pelea estelar tuvo un solo protagonista, y ese fue Paul Bradley, que controló por completo toda la función

Paul Bradley (21-6, 1NC) vs. Josh Neer (34-13-1): ganó Bradley por decisión unánime

Round 1

Neer sufrió varios castigos en la cara, sobre todo en la ceja. Esto debido a la potencia de Bradley, quien desde el inicio conectó y posteriomente buscó el derrivo. Ahí concentró la pelea.

Round 2

El dominio de Bradley se alargó y asentó en el segundo episodio. Dejó claro que su estrategia era el derrivo, inmobilizar y encontrar una sumisión. Ante esto, Neer se vio neutralizado y bajo el yugo de Paul.

Round 3

El tercer capítulo fue una copia de los otros dos. Dominó totalmente y no dejó reaccionar a Neer, quien al final dio sintomas de frustración.