Brave entregó el primer cinturón de su Mundial en Bahrein.

Azamat Murzakanov se convirtió en el primer ganador del Campeonato Mundial KHK, el mejor comienzo de lo que promete convertirse en la Copa Mundial de Artes Marciales Mixtas.

Las expectativas para la presentación del premio más prestigioso de las MMA eran enormes. Hasta minutos antes de la final del Campeonato Mundial KHK, el mundo aún no había visto el cinturón KHK en su verdadera gloria. 

Era apropiado que la entrada del glorioso cinturón tuviera una configuración diferente, ya que llegó en un helicóptero y fue llevado al Khalifa Sports City Arena con entradas agotadas para que todo el mundo lo vea.

Dentro de la jaula, se llevó a cabo una lucha para todas las edades, ya que dos luchadores maltratados tuvieron que cavar hondo para encontrar el poder y la resistencia para atravesar una segunda batalla en la noche para ganar el mayor premio de todos.

La potencia rusa no dejó ninguna duda de su verdadero valor cuando se topó con el kickboxer Guto Inocente en las semifinales antes de anotarse una victoria KO para la posteridad contra Mohammad Fakhreddine en la pelea final de BRAVE CF 29, que tuvo lugar el viernes pasado en Bahrein.

“The Professional” mejoró su récord profesional a 9-0, mantuvo su estado invicto y se convirtió en el rey del Campeonato Mundial KHK. 

Si Azamat gana el torneo dos veces más, tendrá derecho a convertirse en el propietario permanente del cinturón más prestigioso del mundo, adornado con 6,2 kg de oro.

Como ha demostrado en los dos combates de la noche, tal pensamiento debe tomarse en serio, ya que ha demostrado que no solo es un talento en bruto, sino un luchador completo y el rey de reyes en una noche que produjo varios momentos mágicos.

Notas Destacadas