Primero:  ir  a entrenar con un propósito u objetivo.
Lo que hace que una clase abierta  (entreno libre) sea buena tambien puede hacerla mala. Si no tienes objetivos y se puede hacer cualquier cosa, se puede perder el tiempo
Ejemplos de objetivos:
– Mejorar el movimiento X.- Mejorar mis escapes.- Mejorar mi condicionamiento.- Probar esta nueva guardia.- Revisar mis fundamentos.

Trate de elegir un tipo de entranamiento, una determinada posición, guardia, defensa o incluso conceptos y fijar su mente en la exploración y el aprendizaje en profundidad. Es más fácil mantener la concentración cuando sabes en lo que estás enfocando.

Es hora de experimentar
Ahora es tu oportunidad de poner en practica cada instruction de BJJ en su uso. ¿Hay un movimiento que ha hecho popular  en una competencia y que desea aprender? Puedes traer un PC portátil o iPhone para ver como se hace el movimiento y luego lo pones en practica.


Olvídate de este consejo si no está en consonacia con tus objetivos. A veces practicar los mismos movimientos básicos que has conocido siempre es lo que hay que hacer (por lo menos nunca es malo.)No te sobrecargues de técnicas
El hecho de que seas libre de hacer lo que quieras, no significa que tengas que sacar todas las técnicas que has visto en  Youtube. Consigue dos compañeros y aunque pruebes cosas no te vayas demasiado del objetivo que te has trazado.

Haz repeticiones
Una vez que hayas descubierto qué quiere trabajar, empezar a hacer repeticiones. Luego más repeticiones. Disciplínate para hacer un buen número de repeticiones. No te escaquees si no está el instructor encima tuyo. Lo siento si esto es aburrido, pero es bueno para tí.

Encontrar el compañero de entrenamiento adecuado
Con quien entrenas puede hacer funcionar o echar a perder un entrenamiento abierto. Si no están tan motivados como tú, es un dolor obligarlos a hacer dirlls cuando lo único que quieren hacer es hablar y entrenar un poco. Es mejor con un cinturón blanco que tiene respeto y está dispuesto a aprender que un cinturón morado perezoso que realmente no quiere sudar. Encuentra la persona adecuada para formar un equipo con el que puedas dar un serio impulso y hacer grappling I + D divertido y gratificante.

Haz ejercicios «en vivo» 


Coge cualquier cosa en la que estés trabajando  y haz drills o rodajes específicos para eso. Este es un método de entrenamiento que mucha gente pasa por alto. Los drills pueden ser tan simples como empezar en una posición específica una y otra vez hasta la ejecución de una serie de ejercicios situacionales que aumentan en complejidad a medida que avanzan.

Tómate en serio los combates

Nada me molesta más que dos tipos rodando durante 1 minuto hasta que uno palmea y luego pasan 2 minutos hablando sobre ello. Deja la discusión para más adelante. Pequeños consejos rápidos o mostrar a alguien cómo parar un error que ha cometido en un par de veces está bien, pero tú estás ahí para rodar. Ahora es una buena oportunidad para mejorar tu resistencia y olvidarte de los límites de tiempo hasta que esté absolutamente muerto.
Filma tus combates 

Si tienes una cámara y un trípode (o un tercero interesado), trata de filmar tus sesiones de entrenamiento en video y verlas después. A menudo se sorprenderá por las cosas que hace (y no hace) que nunca se dio cuenta.


Notas Destacadas