A pesar de haber perdido sus cuatro últimas peleas, Carlos Condit espera regresar a la actividad en diciembre dándole la bienvenida a la división de las 170 libras al ex-contendiente Peso Liviano y ganador de la decimoquinta temporada de The Ultimate Fighter, Michael Chiesa.

Después de un corte de peso brutal que provocó que no llegara a las 155 libras por primera vez en su carrera, Chiesa, quien hasta hace un año sostenía una racha de tres victorias seguidas, prometió durante los pesajes matutinos que su pelea con Anthony Pettis en el UFC 226, la cual terminó perdiendo al ser sometido en el segundo asalto, sería su última presentación como un Peso Liviano. Con su transición a la división Welter ya un hecho, “Maverick” esperaba debutar ante un ex-campeón interino como Condit en diciembre. Y aunque en un principio el “Natural Born Killer” parecía no estar interesado en la pelea, el oriundo de Albuquerque, Nuevo México, la aceptó en Twitter.

Con ambos peleadores deseosos de subirse al octágono en diciembre, la UFC está cerca de oficializar la contienda para el UFC 232, el cual será el último evento que la promoción ofrezca este 2018. Una super-pelea entre la campeona Peso Pluma, Cris Cyborg, y la monarca Peso Gallo, Amanda Nunes, será el evento estelar de la velada.

Condit, de 35 años, sostiene victorias notables sobre peleadores como Nick Diaz, Rory MacDonald, Jake Ellenberger y Dan Hardy. Tras una para de un año, el ex-campeón Peso Welter de la extinta WEC regresó con una derrota ante Neil Magny en el UFC 219. El pasado mes de abril fue sometido por Alex Oliveira en el UFC Fight Night Glendale, extendiendo así su racha de derrotas a cuatro. En total, Condit, retador dos veces al cinturón de la división, ha ganado apenas dos de sus últimas nueve peleas y en distintas ocasiones ha dejado la puerta abierta para su retiro.

Chiesa sostiene un récord de 14 – 4 como profesional (7 – 4 en la UFC) y actualmente está en la peor racha de su carrera con dos derrotas al hilo a manos de Pettis y Kevin Lee.

El UFC 232 se celebrará el 29 de diciembre desde la T-Mobile Arena en Las Vegas, Nevada.