La suspensión de Jon Jones impuesta por la USADA – debido a un potencial dopaje – está cerca de finalizar y el ex-campeón ya tiene programada una pelea. Jon retornará al Octágono para su muy esperada revancha ante el actual Campeón de Peso Semicompleto del UFC, Daniel Cormier. Este combate tendrá lugar el próximo 29 de Julio en el UFC 214.

Como recordarán, Jones ha tenido algunos problemas relacionados con drogas, y son precisamente esos problemas los que han contribuido a alejarlo de la competición. El uso de drogas es el tema que Daniel tocó en la última conferencia de prensa para criticar a Jones, “Este chico lo volverá a arruinar usando esteroides, aspirando cocaína o acostándose con prostitutas. ¿Qué es lo que este tipo hará esta vez para arruinar (la pelea)?”

El compañero de entrenamiento de Jon, Donald Cerrone, dio algunas declaraciones para ‘TMZ’ en donde le restó importancia a si ‘Bones’ usa o no drogas recreativas. Para el ‘Cowboy’ lo realmente importante es que Jones se desempeñe bien dentro de la jaula (vía Bloody Elbow):

Donald Cerrone: “No lo sé. Luce bien. Sí, está entrenando duro, se encuentra en el gimnasio. Ni idea. Si Jon quiere usar drogas y patear traseros, entonces adelante. Haz lo tuyo”

“(Cormier) sólo intenta enfurecer a Jon. Pero hombre, tener a Jon enojado es algo malo.

Participa de la conversación