Por: Hani Daniel Fernández
La pelea de Vasyl Lomachenko contra Guillermo “El Chacal” se perfila como el último gran combate boxístico del año 2017, hay gran expectativa en lo que respecta al desenlace que pudiera tener esta pelea, por un lado tenemos a Lomachenko con una gran capacidad atlética, de mayor estatura y mucho más joven que Guillermo, y por el otro tenemos en Guillermo a un boxeador veterano, con un muy buen expediente boxístico, y con una gran rigidez en lo que se refiere a el arte de golpear sin ser golpeado. Rigondeaux, criticado por muchos por su forma de boxear, ya que se le considera un peleador aburrido.

Pudiera decirse que su estilo se asemeja al de la vieja escuela, que una vez Muhamad Alí inmortalizo en la frase “flota como mariposa, pica como abeja”; rigodeox obviamente con movimientos boxísticos más estilizados y con una increíble agilidad muy pocas veces vista, todo parece indicar que Lomachenko no la tendrá nada fácil, a pesar de su juventud y gran calidad boxística, sumada a su excelente físico, ya que este tipo de boxeadores latinos se caracterizan por tener mucha maña y gran capacidad para salir airosos en el juego que los rivales le planteen. Rigondeaux con dos medallas olímpicas y con un récord profesional impecable de 17 victorias con 11por nocaut será un duro escollo,

Lomachenko, un boxeador diferente, sus desplazamientos son largos, incluso exagerados para mucho críticos, recurre permanentemente desplazamientos laterales, también recurre a la velocidad para colocar combinaciones, cuando entra en velocidad colocando con doble jab que son antecedentes de un golpe contundente, su alto volumen de golpes le permiten agobiar a sus rivales, por otro lado su pegada no parece tener tanto poder como para finalizar una pelea rápidamente.

Es muy difícil por diversas razones llegar a una conclusión definitiva de cual peleador tiene más posibilidades de ganar la pelea, se dice que ninguno de los luchadores ha tenido un contendiente de elevada dificultad en la cual se pueda decir que tuvieron rivales que les presentaran un desafío que de verdad los ponga en problemas a los dos, se pronostica que será una pelea muy técnica, muy calculada lo que hace pensar a los críticos y a la fanaticada que será una pelea aburrida. Sin embargo para los amantes del boxeo de estrategia por ponerle un nombre esta será una pelea que tendrá un papel preponderante en la historia del boxeo, los dos son muy rápidos, pero la diferencia predominante reside en el sentido de su esgrima el estilo defensivo y de contragolpeador de Rigondeaux en contra de Lomachenko que es un estilo ofensivo que siempre va hacia delante pero que al parecer no tiene tanta contundencia a la hora de hacer golpes efectivos.

Síguenos en Twitter, dale me gusta a nuestro Facebook y subscribete a nuestro canal de YouTube.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)