Román González sufrió una de las peores decisiones de la historia del boxeo. A pesar de haberse llevado claramente la mayoría de los asaltos, los jueces vieron ganador en fallo mayoritario al retador Sor Rungvisai.

El comienzo del combate fue para el tailandés, quien en los primeros tres asaltos puso a conocer sus credenciales a todo el mundo, desde el Madison Square Garden. Dominó con poca técnica pero si impuso una agresividad que le permitió tener controlado al nicaragüense, que poco podía hacer.

Sin embargo, a medida que el chocolatito fue encontrando su ritmo, el mando del pleito cambió de lado. Con su conocido boxeo técnico de combinaciones largas, tanto al cuerpo como al rostro, el entonces campeón comenzó a vapulear a su rival. El tailandés recibió por todas partes y, poco pudo hacer para defenderse más que utilizar su cabeza en repetidas ocasiones para golpear al rostro de González.

Con un punto restado por un cabezazo en el sexto round, sumado a lo poco que hizo en el pleito, no se puede entender como los jueces puntuaron. Oficialmente fue 113-113, 113-113 y 114-112 para Rungvisai. Es la primera derrota profesional del chocolatito tras 47 peleas (46-1, 38 KOs). Así perdió su cinturón supermosca del CMB, aunque hay olor a que se viene una revancha en el futuro próximo.