Para convertirse en campeón del UFC, un peleador debe lograr una importante racha de victorias ante peleadores “top” en sus respectivas divisiones.

Sin embargo, ha habido casos donde debutar en la promoción y ganar par de combates, es suficiente para subirse a pelear con el campeón.

A continuación, cinco peleadores que rápidamente se convirtieron en campeones.

5JOANNA JĘDRZEJCZYK

Durante 2014, Joanna Jędrzejczyk llegó al UFC en condición de invicta y con ganas de comerse una división que era nueva para entonces, la del peso paja femenino.

Debutó ante Juliana Lima obteniendo una victoria por decisión unánime y posteriormente doblegó a Claudia Gadelha por decisión dividida. Un par de victorias, sin finalizaciones dentro del UFC, fueron suficientes para que Jędrzejczyk retara a la campeona Carla Esparza por el título.

Jędrzejczyk destruyó por TKO a Esparza y se convirtió en campeona de los pesos paja femeninos, para hoy en día ser una de las monarcas más dominantes en la empresa.