El luchador de Muay Thai sufrió una de las fracturas más horrible que un luchador pueda recibir, un codazo durante un torneo en Tailandia en la ciudad de Pating. El peleador profesional de origen francés Jonny Betts fue sometido a una cirugía para corregir la sorprendente lesión de cráneo que como muestra en la foto, quedo totalmente “hundido”, la lesión fue corregida por una placa de titanio que resultó todo un éxito luego de la delicada cirugía que se sometió.

Fotos luego del implante de titanio en su cráneo.