Como capitán de American Top Team, Colby Covington se ha trazado un objetivo cuando se mida a Robbie Lawler en la estelar del UFC Fight Night Newark: dejar al ex-campeón sobre un charco de su propia sangre.

El lunes, Covington, ex-campeón interino de las 170 libras, compareció en el Show de MMA de Ariel Helwani, donde mencionó que el supuesto motivo por el cual Lawler abandonó ATT hace dos años se debe a que se colgó una foto de Tyron Woodley, ex-miembro del equipo, en el gimnasio.

Woodley había noqueado a Lawler en el UFC 201 para capturar el campeonato de la división.

Ahora, Covington apareció en MMA Junkie Radio, donde elaboró aún más en lo que planea hacerle a Lawler el 3 de agosto:

“Como capitán del equipo en ATT, voy a lidiar con él adecuadamente. Él era un buen amigo y compañero de entrenamiento. Él no trataba de matarme cuando entrenábamos, y eso era diferente que con Woodley. Con Woodley, nos solíamos dar en serio. Con Robbie, siempre entrenábamos con mesura. Siempre guardábamos lo mejor para el octágono. Teníamos una buena amistad y me ayudó a conseguir buenos sponsors. Pero nos dio la espalda, así que es personal. Realmente quiero dejar a Robbie en un charco de su propia sangre. Estoy enojado por lo que le hizo a Dan Lambert”.

Al tanto del poder de golpeo que Lawler posee, Covington mencionó que sabe cómo abordar la pelea y que el propio ‘Ruthless’ sabe lo que está por venir:

“Tienes que ser cuidadoso con ese sujeto, porque te puede apagar las luces de un solo golpe. Sé lo que tengo que hacer. Tenemos una buena estrategia. Él no sabe lo que le espera. De hecho, sí lo sabe, pero no va a ser bueno para él”.