Cuando UFC casi despide a Colby Covington

El retador al cinturón welter, Colby Covington sigue promoviendo el odio hacia su rival: El campeón Kamaru Usman. Enemigo confeso del nigeriano, el americano proyecta una gran pelea mañana sábado, en la pelea estelar de UFC 245.

Según el retador, su idea es masacrarlo y salir con la victoria. Las declaraciones fueron hechas en entrevista con Combate.

“Yo quiero mandar a ese tipo al hospital el sábado en la noche, si yo no logro eso, no lograre perdonarme. Yo voy a dejarlo desfigurado y él ciertamente saldrá de la pelea con un orbital quebrado. Voy a noquearlo, lo dejare inconsciente en el suelo. Si hago menos que eso, me sentiré decepcionado”, disparo Colby.

Con pelea por el cinturón linear de UFC por primera vez en su carrera, el welter no muestra nerviosismo para la mayor pelea de su carrera. Según el americano, Usman tiene fallas en su parte técnica que van a ser exploradas para conseguir el resultado positivo en el combate.

«Veo muchos agujeros en su juego. Él tiene un jiujitsu débil. Fue finalizado por un peleador que ya enfrente. José Cáceres. También creo que comete muchos errores en los intercambios y veo que, en su lucha, acostumbra controlar la pelea derrubando a sus rivales que no son fuertes en esa área”, explicó.

Dicho esto, el americano ve la ventaja en Kamaru con la estrategia que pondrá a prueba mañana. Covington espera repetir sus grandes performances que lo llevaron a pelear por el cinturón.

«Vamos a ver si va a suceder cuando el no logré derribarme y tenga a alguien colocando presión en su cara en todo momento. Yo creo que el va a quedar completamente consternado, no conseguirá lidiar con mi presión». Concluyó.


Notas Destacadas