Como recoge BJPenn.com, un reciente combate de Jiu-Jitsu acabó muy mal cuando uno de los peleadores demostró no conocer las reglas, o que las estaba ignorando. El árbitro se vio obligado a detener el enfrentamiento, pero eso no calmó las cosas, ni mucho menos.

El peleador mencionado estaba visiblemente intranquilo, como su rival, que se fue direcamente hacia él y estuvieron a puntos de retomar su combate, pero fuera de la legalidad.

Aparecieron varios hombres para tranquilizar los ánimos, uno de los cuáles era uno de los árbitros del evento, que derribó al priemro de los peleadores. Lo sostuvo en el suelo durante unos segundos hasta que también lo detuvieron a él. Entonces el atleta se fue a por él para devolverle el golpe.