La Comisión Atlética del Estado de Nevada (NSAC por sus siglas en inglés) aprobó hoy un acuerdo con el campeón de peso ligero del UFC Conor McGregor, disminuyendo la multa que recibió por lanzar una botella de agua y una bebida energética a Nate Diaz en la conferencia de prensa previa a la UFC 202.

Según el acuerdo, McGregor deberá pagar una multa de $25,000 dólares y se le ordena completar 25 horas de servicio comunitario dentro de los próximos seis meses, además de pagar los costos judiciales. Esto representará una baja significativa a la pena original del campeón, la cual totalizó $150,000 dólares y 50 horas de servicio comunitario.

La comisión de cinco miembros votó por unanimidad para volver a escuchar el caso de McGregor hoy durante una reunión de NSAC en Las Vegas, según reporta MMA Junkie.

McGregor se mostró desafiante después de la sanción original de la comisión y pidió al tribunal de Nevada que revisara la decisión. Pero hoy, ambas partes fueron muy amables después de que la comisión acordó volver a escuchar su caso, un movimiento esperado después de una “reunión muy cordial y productiva” el mes pasado entre McGregor, el presidente de la NSAC, Anthony Marnell y el director ejecutivo de la NSAC, Bob Bennett.

 

Caroline Bateman, viceministra general de Nevada, señaló que la pelea en la conferencia de prensa no tuvo ningún efecto en el resultado de la pelea y recomendó a la comisión aceptar el acuerdo.

Bennett dijo que el requisito de servicio comunitario de McGregor será dirigido contra la intimidación, con el peleador idealmente hablando con los niños sobre el tema en un gimnasio de su elección.

 


Comments

comments