Una seria condición cerebral amenaza el reinado de Rafael Lovato Jr. como campeón Peso Mediano de Bellator.

Lovato, que se coronó como monarca de la división destronando por un fallo unánime a Gegard Mousasi en el Bellator 223, reveló en el podcast de Joe Rogan que una evaluación rutinaria para competir en aquel evento lo llevó a descubrir que padece de una malformación cavernosa en su cerebro.

El múltiple campeón mundial en BJJ explicó que a lo largo de toda su carrera compitió en lugares que no requerían escaneos cerebrales. Sin embargo, para recibir el alta y pelear ante Mousasi en Londres tuvo que someterse a uno, lo cual reveló que algo no andaba bien.

«El radiólogo, sin alguna forma agradable de describirlo, me pregunto, ‘Amigo, ¿has visto tu cerebro antes? Hay algunas cosas que quiero que veas'», le dijo el brasileño a Rogan (vía MMA Junkie). «Me lleva a la otra habitación y me muestra en la pantalla lo que parecen ser pequeñas bolas. Parecía que algo estaba mal. No era un escaneo normal. Pero no sé. Habían rastros de decoloración. Podías ver que no era normal. Ni él sabía lo que era».

Lovato añade que días después el radiólogo le dijo que estaba seguro que se trataba de cavernova, lo cual, según Wikipedia, es una «malformación vascular». Lo que era seguro es que el brasileño no tenía que pelear.

«Él está firme con que no debo seguir peleando. Dijo que fue un error que haya sido capaz de pelear en Londres y que de ahora en adelante Europa no me va a aprobar. Por lo que a esta altura pelear en Europa no será posible».

Para poder competir en el Bellator 223, Lovato tuvo que exponer su caso frente a Safe MMA, una organización con base en Londres que vela por la salud y bienestar de peleadores. Un panel analizó su situación y a dos semanas del evento Lovato recibió la aprobación para competir.

Aunque algunos especialistas le aconsejan no seguir peleando, Lovato ha reiterado que no se ha retirado oficialmente del deporte.

«No me estoy retirando oficialmente. Ahora me encuentro indefinidamente marginado. Estoy buscando más doctores y trabajando para saber más de esto. Obviamente quiero seguir peleando. Esto es una cosa tan rara y única. Nadie sabe demasiado. Hay especialistas que me dicen, ‘No, de ninguna forma’. Y hay otros especialistas que me dicen, ‘Sí, está bien’. Por lo que me estoy apartando indefinidamente.


Notas Destacadas