El campeón ligero de UFC se hospedó en el Hotel Hilton durante cinco días con un grupo de amigos para presenciar una famosa carrera de caballos. Tras la estadía, los empleados encontraron a la lujosa pieza en pésimas condiciones.

Conor McGregor tuvo un pequeño descanso del nerviosismo de la llegada de su primer hijo. Fue con sus amigos más cercanos a disfrutar del circuito de Aintree, en Liverpool. El irlandés parece estar tocado por la varita, porque no solo ha crecido su fortuna considerablemente en estos últimos años gracias a su desempeño como peleador, sino que también se llevó 22 mil dólares por una apuesta ganada.

Las imágenes hablan por si solas, el lugar quedó hecho un total desastre: “Había latas en todo el piso, vidrios rotos, restos de comida”, confirmó una de las fuentes y agregó que “dañaron los sofás, dejaron colillas de cigarrillos y su bandera irlandesa”.

De todas maneras, el mismo Hilton confirmó que notorious contrató a un grupo de especialistas para que limpie la habitación. Luego tomó su bolso lleno de dólares y se fue en su jet privado por la puerta trasera, para evitar a los fans.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)