Conor Mcgregor regreso a la ciudad de New York el día de hoy para presentarse ante la corte de Brooklyn junto a su compañero de equipo Cian Cowley de 23 años quienes están siendo sindicados por asalto y daños a la propiedad privada por el ataque al bus que transportaba peleadores de UFC en el día de medio en abril pasado en UFC 223.

El juez Raymond Rodríguez movió el caso hasta el 26 de Julio. Conor, vestido con un traje a cuadros oscuro y corbata a rayas, se fue rápidamente de la corte, mientras los fotógrafos lo perseguían hacia el vehículo que lo estaba esperando.

“Lamentos mis acciones”, dijo McGregor y “Entiendo la seriedad de este asunto y tengo la esperanza de que esto se resuelva”. Fue la escueta declaración que realizo antes los micrófonos de la prensa.

Conor arriesga hasta 7 años de prisión de ser declarado culpable por los cargos que se le imputan, ahora solo queda esperar hasta el 26 de Julio, donde tendrá su segunda audiencia en la corte de Brooklyn.