La alguna vez estrella total de UFC, Conor McGregor volverá a pisar el octágono de la empresa este 18 de enero y estará enfrentado a Donald Cerrone en un combate pactado en las 170 libras.

Luego de meses de especulación sobre quién podría pelear con McGregor, finalmente se dio a conocer que sería Cowboy quien le daría la bienvenida al irlandés. La fanaticada tuvo diversas reacciones; tanto de inconformidad, porque creen que Cerrone es una pelea fácil para McGregor, así como también de sorpresa al ser pactada en 77 kilos. En este artículo, y así como en los anteriores que ya hice (Usman vs Covington y Holloway vs Volkanovski), pretendo desglosar los estilos de combate de cada uno, componentes extras, posibles escenarios y finalmente la predicción del ganador de este duelo.

Conor McGregor

Es difícil empezar a hablar de las habilidades de McGregor sin crear un resquemor en las personas, y principalmente se debe a sus acciones fuera del octágono. De igual forma, puedo crear la misma reacción en aquellos que creen que McGregor es solo una mano izquierda y un tanque de gas limitado; pero creo que desde una posición más neutral y analítica se puede hablar de mucho más sobre las habilidades de Conor McGregor.

Cuando Conor empezó su carrera efectivamente descansaba solo en su poder de nocaut de su mano izquierda. Luego de perder en dos ocasiones por sumisión e ir sumando una mayor experiencia, McGregor empezó a lucir un mayor repertorio técnico en la parte de pie, con una fuerte influencia del boxeo y el karate. También mostró una mayor resistencia a los derribos, demostrando todo lo logrado y aprendido, en una actuación épica frente a Ivan Buchinger en Cage Warriors; donde aquella victoria le significó ser doble campeón en la empresa, ser el mejor peleador europeo en aquel entonces, y obtener los boletos hacia UFC.

Cuando Conor llegó a UFC y debutó en contra de Marcus Brimage peleó de una forma que no repetiría en contra de Holloway, ni tampoco usó la misma fórmula de la pelea en contra del hawaiano cuando compitió versus Brandao; estas peleas fueron brillantes. Sería esta última pelea mencionada, que a mi juicio, iría marcando un punto de inflexión en el cual Conor comenzaría a decaer en la exhibición de sus recursos técnicos. Frente a Brandao, Porier, Siver y Mendes establecería un juego hecho para ir abriendo espacios para la mano izquierda; dicho juego de distracción y de daño se basaría principalmente en patadas, de las cuales las más recurrente era la frontal al cuerpo, el high kick de izquierda, la patada recta con giro al cuerpo, y la giratoria en forma de abanico a la cabeza. De esta secuencias de peleas, no cuento la pelea en contra Aldo, por su corta duración (13 segundos), y creo que donde peor lució el irlandés, fue en contra de Mendes; donde no tuvo ritmo, ni estabilidad, ni mucha reacción, y que revelaría un aspecto que más adelante sería un gran problema: El cardio.

Nov 12, 2016; New York, NY, USA; Conor McGregor (blue gloves) fights Eddie Alvarez (red gloves) in their lightweight title bout during UFC 205 at Madison Square Garden. Mandatory Credit: Adam Hunger-USA TODAY Sports

Esta obsesión por el poder de su mano izquierda aumentaría desde la pelea contra Jose Aldo y encontraría una especial fijación en las peleas con Nate Díaz; siendo la segunda lo mismo, pero con una mayor dosificación y con un foco especial en low kicks. Cuando peleó con Eddie Alvarez ya no había ni ángulos de pie, ni patadas, ni tampoco variedad de puños. Simplemente había un buen cabeceo, timing y una “amada” mano izquierda que acertó de manera contundente a un rival que hizo todo lo necesario para ser derrotado. Esta crónica de una muerte anunciada a nivel técnico, fue tapada totalmente por las luces, el dinero y el éxito; pero cobraría realidad cuando Khabib Nurmagomedov expuso no solo lo más obvio (lucha y cardio), sino que también la capacidad de Conor de ser golpeado cuando esta cansado, el amor incondicional a su mano izquierda, la pérdida de efectividad cuando el rival se mueve y presiona más que él.

Que todo lo dicho anteriormente no oculte el hecho que Conor McGregor es un peleador talentoso con un gran arsenal técnico, que ha demostrado en más de una ocasión. Creo que el ego y las luces terminaron por apartar al irlandés de la posibilidad de haber mejorado mucho más y haber consolidado su legado.

Donald Cerrone

Cowboy pasará a la historia por ser uno de los peleadores más entretenidos de ver. Sus 49 peleas demuestran un extenso recorrido que lo ha llevado ser el peleador con más bonificaciones, finalizaciones y victorias dentro del octágono de UFC. Aquella experiencia lo ha hecho victimas de críticos, quienes denostan la carrera de Cerrone por no medir los riesgos de tomar peleas en último minuto. Esto lo ha llevado a tener un registro de muchas derrotas dentro de su carrera, pero en defensa del estadounidense, han sido en contra de ex campeones y contendientes duros a los títulos ligero y welter.

Cerrone es un “brawler” que gusta que sus combates se vayan a las manos y a los intercambios, pero no confundirse, hay mucha técnica en todo. Cerrone en un peleador de pie que principalmente usa el muay thai como arma. Cowboy posee muy buenas combinaciones de puño y pierna; es por esto que su estilo es efectivo a través de secuencias y no en golpes aislados o favoritos. Como buen practicante de muay thai usa muchos los codos y las situaciones de clinch para hacer mucho daño y también como aberturas para entradas al derribo. Creo que el componente más peligroso de Cerrone son sus patadas, sobre todos las altas. Son varios los combates que el vaquero ha terminado con high kicks disfrazadas en combinaciones o con jabs. Cerrone usa el movimiento de la patada delantera (clásica del muay thai) para patear inmediatamente en contras y ha demolido a varios con potentes lowkicks.

Otro punto que es muy subestimado es su lucha. Este peleador posee un muy buen timing de entrada al derribo y lo usó en combates como contra Rick Story. Y si la acción llega al suelo, emerge un nuevo problema para los rivales, ya que Cowboy en un sometedor nato; es por esto que tienen 17 sometimientos en su registro.

En el siguiente punto es donde yace una disyuntiva con el estilo de Cerrone. Este comienza siempre de manera muy lenta y es ahí cuando la mayoría de las veces es conectado y termina perdiendo, pero es ahí que en otras ocasiones (pero minoritarias) es que ha salido a pelear de vuelta y ha terminado por demoler a oponentes, tales como Eddie Alvarez y Alexander Hernández.

Combate

Cuando el combate inicie, veremos como los dos primeros rounds estarán condicionados por el cardio de Conor y su efectividad. Esto se suma al hecho de que lo más probable es que Cerrone inicie lento, vaya al “choque” contra McGregor (es más, así lo ha dicho) y que si es capaz de resistir el embate de la mano izquierda. Por otro lado, ya que el combate es en 77 kilos, me parecería inmaduro que Conor saliera a matar de la misma forma con la que salió en el primer combate en contra de Nate. Por otra parte, y debido a la forma y visión que tiene Cerrone en la mayoría de sus peleas, sería raro que este cambiara su forma de pelear y se aplicara a una específica estrategia para ganar ajustadamente. Es por esto que esta pelea solo está condicionada a que si Cowboy puede o no aguantar el zurdazo del irlandés. Si Conor no es capaz de terminar con Cerrone en los dos primeros rounds, la balanza se cargará mucho más para Cerrone, no solo por el hecho que Cerrone sea más grande que Conor (lo cual no es tan así), sino porque Cowboy es una amenaza tanto de pie, en lucha y en el suelo.

Si hablamos de detalles técnicos, Cerrone debe aprovechar el largo y la contundencia de sus patadas, ya sea demoliendo a Conor con lowkicks o aprovechando que Conor sale de la línea de fuego con las manos abajo y con el mentón expuesto, para disfrazar una de esas efectivas highkicks. Donald no debe meterse en línea recta con golpes predecibles en la zona de fuego de Conor. Este espera eso para cabecear y salir ligeramente, para conectar en forma de aguijón su mano izquierda. Por último, el estadounidense debe moverse mucho y no ser un blanco fácil para la precisión del irlandés

Conor debe partir calculadamente y no sucumbir al deseo de terminar la pelea rápido. Conor no es capaz de terminar tan fácilmente una pelea en welter, como lo hacia en pluma. Es este el problema de Conor para esta pelea y que es diferente a la de Nate. El menor de los Diaz se expone a ser golpeado; con esto se aseguraba un nocaut o ir sumando puntos, Cerrone no se expone a lo mismo y es mucho más inteligente en situaciones de peligro. Por otra parte si cambia su forma de pelea (la que se basa en un solo golpe efectivo) a una de combinaciones de varios golpes, se abren posibilidades, pero correrá el gran riesgo de que el gas se le termine más rápido.

Predicción

Ante tal escenario, donde he dicho que Conor McGregor ha ido decreciendo como peleador y que Donald Cerrone siempre puede sacar una victoria de aquel sombrero, no me queda más que apostar por este último. Conor peleó muy limitadamente las dos veces que lo hizo en 77 kilos frente a Nate Diaz y este no era un rival peligroso como lo es Donald Cerrone. Otro punto, que cae más en la subjetividad, es que Conor ya no debe ser el mismo aplicado atleta que solía ser y sucumbió ante todas las distracciones que surgen al tener tanto dinero y poder. Predigo que el combate será uno que sobrepase los tres rounds, porque no creo que Cowboy sucumba ante el poder de McGregor. McGregor puede caer por un nocaut similar al que cuando peleo contra Mayweather (fatiga y no poder defenderse) o una sumisión parecida a la que tuvo con Nate Diaz.

El “Pero”…

Creo que el único “pero” de Cerrone para no llevarse la victoria es su mente o bien sus preparaciones, y esto que es pura suposición, me explicaré:

Cuando habló de mente me refiero a las veces que Cerrone fue quebrado por las oportunidades importantes que se le presentaron. Recuerdo principalmente su pelea en contra de Nate (el cual logró meterse en su cabeza) y Dos Anjos 2 (cuando este lo terminó en muy poco tiempo, cuando Cerrone venía imparable). Cuando hablo de preparación para los combates, me refiero a que Cowboy debe ser un peleador que entrena duro todo el año (y quizás por eso siente que puede pelear cuando el quiera), por lo cual no cumple con planificación para poder recuperarse y compensar todo lo trabajado. Esto es algo que se habla mucho en términos deportivos y de no hacerse de manera correcta puede que hacer un peleador no se desempeñe al 100 porciento