greg hardy DWTNCS dana white thursday night contender series
Crédito: Jeff Bottari/DWTNCS LLC via Getty Images

El octágono sumará a la proximidad a un prospecto de peso completo de impresionante calibre atlético, aunque uno con conocidos problemas fuera de la jaula. El ex jugador de fútbol americano Greg Hardy anotó un nocaut en 57 segundos en su debut como profesional ayer, ganándose un contrato de desarrollo con la UFC, en la apertura de la nueva temporada de Dana White’s Tuesday Night Contender Series.

Hardy, de 29 años, llega con un pasado controversial. El peleador fue arrestado y encontrado culpable por un juez en un caso de violencia doméstica en el 2014, donde fue acusado de atacar y amenazar a una ex pareja. El caso fue sobreseído tras que la víctima no se presentó para testificar durante la apelación de Hardy, pero un subsequente arresto por posesión de cocaína en el 2016 terminó con su carrera en la NFL.

“El tipo pagó por lo que hizo, tocó fondo y volvió a trepar, está tratando de ganarse la vida”, le dijo el presidente de la UFC, Dana White, a MMA Junkie sobre el pasado de Hardy ayer por la noche tras el evento. “Pueden acusarlo todo lo que quieran pero creo que está haciendo todo lo correcto y tratando de ser mejor persona, dejó el alcohol y las drogas y está tratando de cambiar su vida”.

De momento, sin embargo, parece que tres triunfos amateur y un debut profesional exitoso no son suficientes para llegar al octágono: “Me gustaría que gane algo de experiencia, en la Contender Series y Looking For A Fight, y entonces decidiremos cuando está listo para la UFC”, explicó White sobre el futuro de Hardy, aunque aclaró que no se trata de un plan definitivo. “Lo hicimos con Cris Cyborg, Alexa Grasso, Mackenzie Dern, todas tenían contrato con la UFC mientras peleaban en otras promociones”.