Corey Anderson está en un buen momento de nuevo con una racha de tres victorias, pero podría estar mucho mejor si hubiera aceptado las peleas que le ofrecieron este año. Él mismo lo reconoce en un reciente tuit en el afirma que quiere el campeonato.

“Con todos mis tweets y respuestas… Soy lo suficientemente hombre para decir que me equivoqué al dejar pasar la pelea de Rockhold y dudar en la pelea de Gus. No tomé buenas decisiones. Pero todavía quiero mi oportunidad de ganar el oro. Todavía estoy aquí para pelear con los mejores de UFC”.

Nunca va a tener la oportunidad de pelear contra Alexander Gustafsson después de que este se retirara, pero sí contra Luke Rockhold, aunque su futuro no está claro después de su derrota en su debut en las 205 libras. Dana White ha dicho muchas veces la importancia de aceptar las oportunidades, ¿aceptará Anderson la próxima?