Germaine de Randamie se convirtió en campeona inaugural de la división femenina de peso pluma del UFC, y eso fue gracias a su victoria sobre la ex-campeona de peso gallo, Holly Holm (UFC 208). Sin embargo, el cinturón le fue despojado debido a que se negó a entrar al Octágono con Cris Cyborg. El título ahora será disputado por Cris y Megan Anderson en la co-estelar del UFC 214.

Cyborg dio una entrevista para ‘Combate’ en donde habló sobre Germaine y acerca de su chance titular ante Anderson (vía Bloody Elbow):

Cris Cyborg: “Sabíamos que ella nunca quiso pelear conmigo. Algunas personas de su campamento me lo advirtieron, dijeron que no iba a enfrentarme. Yo quería acordar la pelea tan pronto como fuera posible. Creo que ella sabía que (el UFC) iba a hacer eso. No creo que haya sido sorpresa, eso de que se enteró en Internet. El UFC estaba en contacto con su mánager, querían que nos enfrentáramos, pero sabía que no sería así de rápido.”

“Tal vez iba a bajar al peso gallo para convertirse en campeona de dos divisiones. Opino que esa era su excusa, pero pensó que no podría defender ni mantener su cinturón. (Germaine) no quería la pelea. Su primera excusa fue cuando dijo que tenía lastimada la mano, luego dijo que tenía problemas familiares, luego me llamó tramposa. Había una nueva excusa a diario.

“Este combate con Megan es una gran oportunidad. Ella tenía el cinturón de Invicta, el cual dejé vacante, así que es un encuentro perfecto. Es la verdadera pelea de peso pluma.

Participa de la conversación