El ex peleador y comentarista del UFC Dan Hardy criticó las acciones de Herb Dean en el pasado UFC Fight Night 136 en la pelea de Khalid Murtazaliev y CB Dollaway.

En el primer evento del UFC en Rusia todo pintaba de maravillas, y aunque hubo algunas peleas que no fueron tan entretenidas, el evento iba viento en popa. El único desencanto, o al menos el momento que llamó la atención de todos los que atendieron el evento y los que veían por televisión, fue el momento en que Dean permitió que una pelea llegara a un punto donde no debía.

Murtazaliev tubo un desempeño fenomenal, y más tomando en cuenta que era su primera pelea en el UFC y enfrentaba a un gran veterano. Desde principio a fin Murtazaliev dominó la pelea, es decir, hizo su trabajo. Sin embargo, para muchos quien no hizo su trabajo fue Dean.

Dean permitió que Murtazaliev golpeara a Dolloway por un tiempo prolongado, mientras éste no realizaba ningún tipo de movimientos para reponerse o cambiar la situación y posición en la que se encontraba. Hardy, quien se encontraba en el evento como comentarista, exclamó que la pelea fuera detenida, hasta que Dean finalmente intervino para detener la pelea culminando en una escena un poco extraña.

Hablando para el programa The MMA Hour, Hardy expresó su opinión del tema destacando la manera negligente y descuidada en que Dean ofició la pelea.

«Es difícil criticar a Herb Dean porque me ha arbitrado antes y ha sido excelente«, dijo Hardy. «Ha tenido una excelente carrera como árbitro hasta el momento. Quiero decir, no sé lo que salió mal, para ser honesto. Para mí y creo que para todos los que empezaron a abuchear en la arena, creo que todos vimos que la pelea había terminado».

«Siento que Herb no le hizo un favor [a Dolloway]«, continuó Hardy. «Pudo haberlo salvado de recibir al menos 10 segundos de golpes. Solo estaba acostado de costado, luego se movió hacia abajo, y para mí, eso es demasiado, cuando están boca abajo, están acabados».

Hardy admitió que Dolloway es un guerrero, pero la pelea había llegado a un punto en el que ya no tenía nada más que dar. En ese momento, Hardy entiende, era el trabajo del árbitro asegurar la integridad física del peleador y hasta salvarlo de su propia idea que podía continuar:

«Vi la pelea de regreso hoy y creo que fueron 26 segundos antes del final del asalto, dije algo sobre Dollaway, la fatiga se había apoderado y no tenía mucho para dar», dijo Hardy. «Estaba tratando de defenderse, es un guerrero, no se daría por vencido. Siempre aprecio a un tipo que se deja golpear hasta que el árbitro lo detenga, pero para eso sirve el árbitro para salvar a los peleadores de ellos mismos y de su ego y orgullo«.


Notas Destacadas