Al parecer el segundo capítulo entre Jorge Masvidal y Nate Diaz tendrá que esperar.

Después del UFC 253, Dana White, Presidente de la UFC, compareció ante los medios y se dio tiempo para hablar sobre el presente de las 170 libras, señalando que lo más probable es que la próxima pelea del campeón de «BMF» sea ante su ex-amigo y compañero de equipo en American Top Team, Colby Covington.

Covington, ahora miembro de MMA Masters, se convirtió en el primer peleador en finalizar a Tyron Woodley sobre el octágono venciéndolo por TKO en el quinto asalto en la estelar del UFC Fight Night Las Vegas 11 del pasado sábado.

Con Kamaru Usman defendiendo su corona ante Gilbert Burns, número dos del ranking, en el UFC 256, lo más lógico, más allá de la historia personal y la mala sangre, sería emparejar a Covington, número uno, con Masvidal, número cuatro. Y White está de acuerdo.

«Es muy posible que esa sea la siguiente. Ni siquiera sé si ya hemos hablado con Nate», dijo White a los medios presentes (vía MMA Junkie). «Por lo que sí. Después de esa pelea de Colby, ¿cómo no hacer la pelea con Masvidal? Esa es la pelea que hace sentido».

Tras perder con Usman en el UFC 245, Covington siempre se barajó tres peleas: una revancha con el nigeriano o una pelea con Woodley o Masvidal.

Con White teniendo la intención de pautar el esperado cruce entre ambos Pesos Welter, sólo habrá que ver si ‘Gamebred’ acepta, porque por lo que ha dicho en el pasado no ha denotado ningún interés en pelear con Covington ni en poner en juego su cinturón de «BMF» en caso de hacerlo.

Masvidal peleó por última vez en el UFC 251, donde fue dominado a lo largo de cinco asaltos por Usman.


Notas Destacadas