A pesar que Dana White ha comentado en el pasado que no es quién para decirle a un peleador cuándo dejar de pelear, no tuvo reparo en aconsejar a Luke Rockhold dar un paso al costado y colgar los guantes luego que el ex-campeón Mediano fuera noqueado en su debut en los Semi-Completos ante el polaco Jan Blachowicz en el UFC 239.

Sin embargo, el Presidente de la UFC no tiene a Diego Sánchez en la misma estima a pesar de haber sufrido la misma cantidad de nocauts que Rockhold en los últimos tres años.

“Me encanta todo respecto a Diego Sánchez. Cuando hablas de alguien que nació para pelear, es para lo que este chico nació. Y vieron esta noche la forma en la que fue tratado por los fans. Los fans aman a este sujeto”.

El ganador de la primera temporada de The Ultimate Fighter y ahora miembro del Salón de la Fama por su clásica pelea con Clay Guida en 2009, perdió en las tarjetas de los jueces ante Michael Chiesa en la pelea que abrió el Main Card del UFC 239, pero según White, Sánchez no tiene nada por qué preocuparse:

“¿Qué edad tiene Diego? ¿37? Es una de esas conversaciones en las que no es que estén noqueando brutalmente a Diego. Pelear es un deporte para jóvenes, cuando empiezas a envejecer el tiempo se encuentra invicto. Nos patea el trasero a todos, especialmente a los atletas profesionales. Me importa mucho el chico. Me encanta el chico, por lo que tenemos que tener una seria conversación de lo que viene. Diego Sánchez ayudó a construir este deporte. Es uno de los chicos de la primera temporada de The Ultimate Fighter, y ya saben cómo me siento respecto a ellos. No está en riesgo de nada. Haría lo que sea por Diego”.


Notas Destacadas