El reloj sigue su marcha y la UFC aún no encuentra el evento estelar para la quinta visita de la organización a Nueva York.

Con Dustin Poirier y Nate Diaz peleando en la co-estelar del UFC 230, muchos se preguntan por qué aquella pelea no es promovida al evento estelar. Sin embargo, al no haber un cinturón de por medio, Poirier, el número 3 de los Pesos Livianos, y Diaz, el número 10, tuitearon que ambos pelearían en el evento central por el campeonato inaugural de las 165 libras:

“Estoy feliz de anunciar que traigo conmigo una nueva división de peso a la UFC. Pelearé en el evento estelar el 3 de noviembre en Nueva York ante Dustin Poirier por el primer cinturón de las 165 libras. Estoy feliz de ser parte de la historia”.

“Ha sido un viaje largo pero aquí estamos. ¡Ciudad de Nueva York, el primer cinturón de las 165 libras en la UFC!”.

Dado que hay una diferencia de 15 libras entre la división Peso Liviana y la Welter, varios peleadores le han rogado a Dana White por la creación de una división de 165 libras. Sin embargo, éste se ha negado, y no sólo eso, pues resulta que no hay veracidad en los tuits de Poirier y Diaz respecto a la creación de una nueva división y un nuevo cinturón.

Brett Okamoto de ESPN aclara que habló por teléfono con White y que le contó que aún están buscando un evento estelar para el UFC 230:

“Acabo de hablar con Dana White por teléfono. Negó que hayan plates de una pelea titular en las 165 libras en el Madison Square Garden. Dijo que aún están trabajando para encontrar un evento estelar para el UFC 230”.

Si se preguntan por qué a casi un mes del evento la promoción aún no haya una pelea estelar, Ariel Helwani tuvo la amabilidad de despejar cualquier duda. Resulta que todos los campeones o, se están preparando para defender sus cinturones o están de baja por una lesión.

Las únicas opciones viables serían la creación de la división de las 165 libras para que Poirier y Diaz compitan por ese campeonato inaugural o pautar una pelea por un campeonato interino.