Luego de vencer a Daniel Cormier en el UFC 214, Jon Jones declaró que era su momento de empezar a protagonizar super peleas y lanzó un desafío al ex-campeón de peso completo del UFC y superestrella de la WWE, Brock Lesnar.

Jones vs. Lesnar es un combate que difícilmente se dará, y eso se debe a que luego de su triunfo en el UFC 214, fue revelado que Jon dio positivo a esteroides anabólicos, y ahora tiene que lidiar con una potencial suspensión de cuatro años.

Lesnar tiene una historia similar a la de Jones. Brock retornó al UFC para enfrentar a Mark Hunt en el UFC 200. Lesnar venció a Hunt por decisión unánime, pero el resultado fue cambiado a No-Contest porque al igual que Jon, el ex-campeón de los pesados fue atrapado en las pruebas antidopaje con sustancias ilegales en su sistema.

El presidente del UFC, Dana White, habló en el show de Dan LeBatard y allí dio a conocer que habían pocas posibilidades de que Jones vs. Lesnar fuera una realidad, y eso es porque Lesnar aún tenía contrato con la WWE, y la promotora de lucha profesional no estaba dispuesta a permitir que Brock peleara en el Octágono (vía MMA Weekly):

Dana White: “Lesnar todavía estaba bajo contrato con la WWE hasta Agosto. Quién sabe qué podría habría pasado. Les digo esto, no hago planes antes de que las cosas sucedan”.

“No querían volver (a prestarnos a Lesnar). Ya vieron lo que sucedió la última vez que estuvo bajo contrato, las cosas no lucieron bien para nadie”.

Participa de la conversación