GettyImages/Gary Miller

Ronda Rousey no pelea desde UFC 207 y lleva una racha de dos derrotas, pero su nombre sigue siendo uno de los más notables en el deporte. Todavía hay quien espera que la ex campeona de peso gallo regrese al octágono, pero el presidente de la UFC Dana White no es uno de ellos: “No querría ver eso, espero que no pase. Ella me importa como persona y ya tiene el dinero suficiente”, dijo White en un almuerzo con los medios ayer. “Es como con Chuck Liddell. Escuché que Chuck está hablando de volver a pelear y espero que no sea verdad”.

Aunque de momento parecería que no hay un regreso de “Rowdy” en el horizonte, White tiene un buen motivo para hacer sus comentarios: “No se ha retirado formalmente, USADA sigue pasando por su casa para hacerle pruebas. Ella se rehúsa a retirarse”, explicó el presidente de la empresa, indicando que, a pesar de su relación personal con Rousey, no sabe por qué ella no termina de alejarse del deporte. “Por algún motivo, no está lista para poner el punto final. Ella no es como todos los demás, aprendimos eso a través de los años”.

La situación es todavía más confusa para White porque, según lo que puede ver, la ex campeona está en un muy buen momento de su vida alejada del octágono: “Está súper feliz. Está viajando, relajándose, haciendo su vida. Imaginen no tener una vida propia y pasar a tenerla”. Rousey se casó con su novio Travis Browne este año, será parte de la película Mile 22 y se ha reportado que está preparándose para una transición a la lucha libre en la WWE. “Tiene esta vida genial y está super feliz, ¿por qué seguir soportando a USADA? Que anuncie su retiro y se termina el agravio”.

Puedes comentar, compartir o visitar la publicidad. ;)