Uno de los responsables del éxito de Conor McGregor en las MMA, Dana White parece estar cansado de atender las peticiones del irlandés.

Tras ofrecer una pelea frente Dustin Poirier para el 23 de enero, el presidente de UFC rechazo la peticion de “The Notorious”, quien sugirió el AT&T Stadium, el estadio de los Dallas Cowboys, para realizar la pelea.

“Nosotros tenemos una buena relación con Jones hace mucho tiempo y nosotros conversamos sobre el estadio por un tiempo. Nosotros no vamos ir a cualquier arena para meter un cuarto o una mitad de la capacidad. Entonces, cuando el público esté listo para volver, volveremos a tener asistentes en el lugar”, dijo White, en conversación con la prensa tras el pesaje de UFC Fight Island 6.

A pesar que el combate no ha sido anunciado por la organización, McGregor y Poirier ya aceptaron la pelea. Para White, el combate ya sería un hecho.

“El dijo si, Dustin dijo si. Entonces, ahora hay de firmar los contratos”, concluyó White.

La pelea entre el irlandés y el americano será la revancha de la primera pelea en UFC 178, donde el McGregor noqueó al ex campeón interino en el primer round.


Notas Destacadas