Dana White

UFC y Dana White a la cabeza están siendo muy criticados por cómo están manejando la crisis del Covid-19; especialmente, por celebrar este fin de semana UFC 249, un evento que muchos creen que debería haberse pospuesto más tiempo y celebrarse en un momento en que la situación esté más controlada. No son pocos los que acusan tanto a la empresa como a su presidente de poner en riesgo la salud de peleadores, entre otras personas, buscando continuar con su negocio.

Dana White responde a las acusaciones

UFC 249 tiene nueva fecha: 9 de Mayo

Y ahora, hablando con Sports Illustrated, el directivo responde:

No quiero morir. No tengo ningún maldito deseo de hacerlo. Ni estoy intentando suicidarme. Y tampoco quiero matar a ninguno de mis empleados ni a sus familiares. No es como si estuvieramos trabajando sin un plan. El asunto es: busquemos soluciones. ¿Cómo volvemos a la normalidad de la forma más segura posible?

“Una arena de 15.000 o 20.000 asientos sin fanáticos no es normal. Muchas cosas no son normales en este evento. Pero estamos tratando de descubrir cómo hacerlo lo más seguro posible. Permítanme decirlo de esta manera: vamos a continuar adelante mientras nos aseguramos de que todos están completamente sanos.

“A mis peleadores y mis empleados les han dicho que si no se sienten cómodos volviendo al trabajo en este momento no tienen que hacerlo. No estamos en un mal momento financiero, ni les estamos presionando”.

Dana White también quiso agradecer a todos en Jacksonville, Florida, ciudad del PPV, así como de los siguientes eventos de la compañía de artes marciales mixtas, por el trabajo que están haciendo.

“Me encanta que todos en Jacksonville han sido tan serviciales y receptivos. En vez de luchar contra nosotros trabajaron con nosotros y descubrieron cómo podíamos conseguirlo. Es una situación realmente extraña”.

Dana White responde a las acusaciones

Notas Destacadas