Las diferencias entre el presidente de UFC, Dana White, y el campeón semicompleto Jon Jones, cada vez toma más atención de los fanáticos por las declaraciones entre ambos. Después de revelar que “Bones” pidió un monto millonario por enfrentar a Francis Ngannou, el campeón respondió, y Dana replicó al “GOAT” y criticó la trayectoria de quizás el mejor peleador de todos los tiempos.

“En que ustedes creen? Depende de ustedes. Qué gano yo mintiendo? Porque yo mentiría? No importa. El está nervioso ahora. Jon tuvo una buena conversación con mi abogado, ellos tienen una buena relación, y es así mismo. A mi de verdad no me importa, siendo honesto. Yo y Jon Jones siempre fuimos así, siempre mire lo que Jon Jones podría haber llegado a ser. El podría haber sido el Lebron James de este deporte, podría haber sido literalmente asi de grande. El puede exigir 15 millones, 20 millones, 30 millones y es una locura. El puede decir lo que quiera públicamente, y es su derecho aquí en America”, dijo el presidente de UFC tras el evento del Sabado.

Mismo reconociendo que habla de uno de los mejores peleadores de todos los tiempos. Dana afirmó que tiene pruebas que la conversación con Jon paso por un tema de valores. A pedido del americano, entonces, asustó a los promotores y hicieron que su deseo fuera descartado.

“Ser el más grande de todos los tiempos no significa que vayas a ganar 30 millones de dólares. Hay de ser capaz de lograr eso. Jon Jones se hizo mucho daño a sí mismo, y en uno de los tweets dijo que yo dañaba su imagen. ¿Lo hice? Te hiciste eso a ti mismo. Mi abogado le dijo: “Puedo mostrarle los numeros, y asi es como es. No es así como funciona. Porque ustedes no vuelven y dicen a sus jefes: No me importa cuanto esa empresa gane, quiero este salario. Veamos si lo concretan”. concluyó.

Tras las declaraciones de White, Jon Jones dijo que abandonó el cinturón de la organización. Donde sugirió, que Jan Blachowicz y Dominick Reyes peleen para coronar al nuevo campeón.


Notas Destacadas