Tony Ferguson tenía el derecho a pelear por el cinturón de los ligeros al noquear a Anthony Pettis en UFC 229, en octubre del 2018. Pero, el ex campeón interino rechazó la pelea, y se confirmó la pelea entre Max Holloway y Dustin Poirier por el cinturón interino en UFC 236.

Dana White, el presidente de UFC, reveló que el californiano rechazó la pelea por problemas personales.

“Tony está pasando por muchos problemas y ahora no puede pelear. Espero que las cosas mejoren para que el pueda regresar”, respondió White a un fanatico en Instagram.

Tiempo atrás, White había indicado a Ferguson como próximo retador al cinturón. Por eso, Dana afirmó que la ausencia de Tony no ocurrió por parte de UFC.

Ferguson no pierde desde el 2012. Desde entonces, el ha ganado 12 peleas en UFC, seis por finalización y dos por nocaut. El Cucuy se coronó campeón interino al vencer a Kevin Lee, pero lo perdió tras una serie de lesiones.