Daniel Pineda, peleador con pasado en la UFC y Bellator, ha recibido una dura suspensión de la Comisión Atlética de Nevada (NSAC, por sus siglas en inglés).

El ahora miembro de la PFL ha sido castigado con una sanción de seis meses por haber admitido el consumo de sustancias prohibidas que resultó en niveles elevados de testosterona en su sistema. Ya que el peleador admitió rápidamente el consumo, la comisión decidió disciplinarlo con solo seis meses, pero eso no es todo.

Las dos victorias que logró en el PFL 8 – la primera por TKO y la segunda por sumisión – el pasado 17 de octubre han sido revertidas a No-Contest.

Además, el peleador de 32 años deberá cancelar una multa de $12,500 dólares, a los que se suman $981 dólares por gastos legales.

Pineda podrá volver a competir a partir del 18 de abril y si desea hacerlo en el estado de Nevada deberá presentar pruebas limpias a la comisión treinta, quince y tres días antes de pelear.


Notas Destacadas