No cabe dudas que Darren Till es demasiado grande para la división Peso Welter. De hecho, es tan grande que algunos incluso lo ven como un Semi-Completo. Es por eso, y por las dos derrotas que ha sufrido en sus dos últimas presentaciones sobre el octágono, que el nativo de Liverpool ha vacilado con la posibilidad de subir a las 185 libras.

Charlando por primera vez frente a las cámaras desde que fue víctima de uno de los nocauts más brutales del año a manos de Jorge Masvidal en el UFC Londres, Till comentó que lo más probable es que lo veamos como un Mediano cuando regrese a la jaula:

“Sí, es lo más probable. O sea, creo que es importante implementar un par de cosas, como pequeños ajustes que debo hacer”, le dijo a BT Sport (vía MMA Junkie) el día domingo. “He estado levantando pesas, solo un poco. Como he dicho, he estado mejorando mi nutrición y otras cosas en un cinco porciento. Siempre estoy listo para pelear en cuatro semanas. Nadie entrena como yo. Simplemente no lo hacen. Yo sé que no lo hacen”.

Aunque Till no está completamente seguro sobre si subirá a los Medianos, asegura que tarde o temprano será campeón:

“Ahora, lo que quiero hacer es estar en forma, en la que vea que estoy delgado pero saludable. Quiero partir de allí. Como digo, amigo, algún día, en algún lugar, voy a ser campeón. Tengo mucho tiempo, así que ya veremos”.

La última vez que Till peleó fue en mayo y asegura que espera regresar a la actividad en diciembre:

“Antes de navidad, definitivamente quiero pelear. No puedo esperar para regresar y moverme, por lo que ya veremos”.