Darren Till sufrió en su última presentación en el octágono de UFC la segunda derrota de su carrera. Fue noqueado por Jorge Masvidal. De momento no se ha confirmado cuándo peleará de nuevo. Pero es de suponer que tendrá muchas ganas de hacerlo para retomar la senda de la victoria y seguir situado entre los nombres principales de la división.

En espera de ver cómo continúa su carrera, El Día, un diario de Tenerife, España, informa que el peleador inglés fue detenido por “causar daños en un establecimiento hotelero y robar al descuido un taxi”. No fue detenido él sino también cuatro amigos suyos. Además, en el completo donde se hospedaban habrían roto muebles y vaciado varios extintores. Fueron expulsados del mismo y cuando quisieron hospedarse en otro no fueron aceptados.

Esto publica el medio:

“El conductor de un taxi acudió a recogerlos en una Volkswagen Caddy con licencia de Adeje. Cuando el chófer cargaba sus maletas, dos individuos, entre ellos el citado luchador, se subieron en el vehículo y se dirigieron a la zona de La Caleta. En esa localidad fueron interceptados por una patrulla de la Policía Nacional”.