Desde que se coronó campeón peso mosca en Julio, Deiveson Figueiredo recibió un desafío del ex campeón peso gallo Cody Garbrandt. El brasileño rechazó el desafío y justificó la decisión.

En entrevista con MMA Fighting, el entrego los motivos de esa respuesta.

View this post on Instagram

É seu filho 🐅🐅❤️

A post shared by Deiveson Figueiredo (@daico_deusdaguerra) on

“Quiero que él pruebe que puede llegar a los 56 kilos y enfrente a alguien de mi división. Después de eso, si el gana, el podría enfrentarme. Nosotros no estamos de acuerdo que salte la fila y venga directo a una pelea por el cinturón. Seria injusto que UFC le de el derecho al cinturon. Creo que UFC tiene que respetar a los que trabajan duro por una pelea por el cinturón”, afirmó el brasileño.

El campeón peso mosca también habló del hecho que las personas lo subestiman. Deivesson, indicó, que sus últimas peleas hablen por sí mismo.

“Creo que ellos me miran como un peleador débil, alguien que se puede vencer fácilmente y, todas las veces que yo pelee, yo mostré a ellos que no soy de ese tipo. Soy un estratega, un matador. Puedo acabar con el juego de ellos y noquearlos. Puedo finalizarlos. Puedo describir que va a suceder la pelea. Puedo terminarlo antes que lo intenten. Lo mejor es estar preparado, porque estoy listo para noquear a cualquiera de ellos”, concluyó.

A días de su última frente Joseph Benavidez en Fight Island, Figueiredo aceptó el desafío del actual número dos de la división, el azteca Brandon Moreno. Se espera que el brasileño regrese al octágono en noviembre para su primera defensa del cinturón.


Notas Destacadas