Sin discusión alguna, Demetrious Johnson es el mejor peleador libra-por-libra en el UFC, su alto dominio y constancia a lo largo del tiempo, lo hacen el atleta más imponente dentro de la organización; sin embargo, la promotora de MMA no lo ve de la misma forma.

Pese a ser un peleador siempre correcto, que no da de qué hablar fuera de la jaula y quien siempre es responsable a la hora de dar el peso; no se ha sentido respaldado por parte del UFC, es por eso que envió un comunicado a MMA Fighting donde expresa sus opiniones acerca de lo que hoy vive.

“Por años he sido un hombre de la compañía y me he quedado callado, aceptando pelea, haciendo lo que piden, y siempre manteniéndome humilde y agradecido por las oportunidades recibidas a través de las MMA. Así es como he crecido en el deporte. Lamentablemente, el maltrato y bullying del UFC finalmente me ha forzado a hablar. He decidido hablar ahora porque siento que mis valores y carácter como persona y peleador, están siendo empañados por la organización, por la que yo solo he sudado y sangrado en los últimos siete años de mi vida. Si es necesario hablar e inspirar a otros peleadores para tener un trato justo, entonces así será.

El matchmaker de UFC, Mick Maynard, me llamó y ofreció una pelea contra Ray Borg. Yo pensé que Sergio Pettis era más mercadeable y en una larga racha de victorias. Mick regresó con Dana y volvió para decirnos que yo no tenía opción, que sería Ray Borg, no Pettis, no habían otras opciones. Esa fue la orden de Dana y la compañía. Esto significa que mi oportunidad de puntos PPV era Ray Borg. Dije ok, pero no era justo, cuando Cody Garbrandt dice que quiere bajar a pelear conmigo en peso mosca, que era la pelea que yo quería. Le dijimos a Mick que para ser justos tomaría la pelea, pero nosotros queremos puntos PPV en el futuro. Mick aceptó y dijo que era justo y no veía ningún problema con la situación.  Mick habló con Dana y Sean Shelby, quienes rechazaron darme puntos PPV en el futuro y no me dieron alternativa. Acepté la pelea con Ray y lidiar con la injusta situación, el despreciable trato de Dana y Sean luego de que yo triunfara rompiendo el récord de defensas de títulos. Mick agradeció por aceptar la pelea, sabiendo que estaba jodido y maltratado por Dana y Sean.

Quería una razón por la cual no me serían otorgados más puntos PPV en el futuro. Sean Shelby nos llamó y dijo que nosotros los peleadores pequeños no vendemos, que el UFC no puede hacernos estrellas, y que esa pelea entre Cody y yo no sería vendible. Estuvimos en desacuerdo. Creo que una pelea entre Cody y yo sería popular.

UFC ha fallado en mercadearme y promocionarme apropiadamente. Después de mi última pelea, donde empaté el récord de más defensas de título exitosas, esperamos para re-postear las publicaciones de UFC en las redes sociales en su Facebook. No había ningún post hasta unos días después de la pelea, entonces, había un total de dos publicaciones. En comparación con otros a los que promocionan en todas sus redes sociales, fallaron en hacer su trabajo promocionándome y ese monumental evento. En mis últimas conversaciones, Sean y Dana han confirmado la falta de deseo del UFC en promocionarnos a nosotros.

En adición a lo anterior, quiero destacar la falta de marteking y promoción a la división mosca, inclusive si Dana afirma lo contrario. Yo diría que el UFC no mercadea la división. Han pasado tres años desde que el UFC lanzó nuevas categorías, donde se enfocaron en crecer a las mujeres, que lo entiendo. Pero, ahora son tres años después del lanzamiento y la compañía continua sin hacer lo mínimo en marketing para la división. Como peleador, presto atención para ver lo poco que me han promocionado fuera del TUF, que fue una mínima comparación con otras peleas, peleadores y shows. Conmigo, el UFC decide no mercadearme, al mejor peleador del mundo y quizás de la historia. No puedo pensar que otros deportes en el mundo no mercadeen a su mejor atleta. Miren mi récord apareciendo en peleas, bonos. Pregúntense si piensan que el UFC ha decidido de verdad mercadear dólares para mí, de manera que yo no pueda venderme a mí o mis peleas.

Luego de aceptar mi pelea con Ray Borg, Cody Garbrandt se lesionó su espalda y TJ Dillashaw dijo que quería pelear conmigo. Dana me dijo que quería que yo peleara con DJ, lo cual yo rechacé por múltiples razones. Primero, TJ nunca ha peleado en la división mosca y probablemente no de el peso, lo que eliminaría mi posibilidad de romper el récord. Segundo, ya me dijeron que una pelea entre Cody y yo no se vendería, entonces TJ no tendría alguna recompensa monetaria. Tercero, TJ no es un peso mosca o un campeón vigente en otra división y fue noqueado por el peso mosca que yo vencí dos veces. Por último, Ray Borg y yo ya aceptamos una pelea, que el UFC pidió, mientras me negó futuros puntos PPV.

Luego de explicarle a Dana mis razones, Dana se molesto me dijo que yo pelearía ante TJ, una vez más sin otra opción o elección en mi carrera, y en contra de los planes que habíamos accedido. Continúo para decir que si yo no peleaba ante TJ, y soltaba a Borg como oponente, él se desharía de toda la división mosca. Me dijo que esto era para TJ y que yo le estoy quitando a TJ su oportunidad. El hecho de que él siente que lo que tengo que hacer en mi carrera es para TJ, deja claro donde están sus prioridades.

Lo siento Dana, mi carrera es sobre Demetrious Johnson y mis metas de pelea ante los mejores pesos mosca actuales, rompiendo el récord de defensas de campeonato, y perseguir el cinturón gallo después de romper el récord, y hacer dinero para mi familia. Mi carrera no es hacer cosas para el amigo de Dana, que no es el campeón gallo o contendiente mosca. Terminamos estando en desacuerdo y ahí lo dejamos. El siguiente día, Dana salió a los medios y anunció que yo pelearía ante TJ Dillashaw, en un intento obvio de bullearme en los medios y manchar mi reputación. Publiqué un breve mensaje dejando saber al público que no había accedido a la pelea ante TJ, pero ya había accedido a pelear contra Ray Borg, como UFC lo demandó.

Dana colocó una entrevista diciendo que era una “locura” que no quisiera pelear ante TJ, que “él hace las peleas y esa es la pelea que está haciendo” y que “Ustedes díganme porque DJ no quiere pelear contra TJ” intentando hacer ver como si yo tuviera miedo o estuviera esquivando a TJ Dillashaw.

Mick habló conmigo para intentar cambiar la oferta de Ray a TJ. Yo le dije a Mick que pensé que TJ debería pelear una vez en la división, probar que podía dar el peso, obtener una victoria en el peso, y entonces pelear ante mí si no estaba ocupado con Cody. Mick estuvo de acuerdo que eso era lo que más sentido tenía.

Posteriormente, Mick volvió a llamar, bajo órdenes de Dana, para intentar hacer la pelea ante TJ y dejar la pelea ante Ray. Le dijimos que no pensábamos que TJ diera el peso y que le pelea se cancelaría al no ser una pelea de campeonato si TJ no daba el peso. Mick dijo que ellos garantizaban que TJ daría el peso. Le dijimos que si era una garantía por TJ y UFC nos estaba obligando y colocando en una mala situación, que sería gusto que si TJ no daba el peso, la pelea se cancelara y se me pagara mi garantía y la garantía de pago de TJ. Mick dijo que Ray estaría en la cartelera y él podía ser el reemplazo si TJ no daba el peso.

Dijimos, ‘entonces para cual entreno’. Pensé que TJ garantizaba que daría el peso. Que es un combate de campeonato mundial con el peleador #1 libra por libra del mundo, y no un torneo amateur donde sé ante quien pelearé hasta que llegue al lugar. Obviamente no había garantía y solo querían empujarme a hacer algo que no era una buena elección para mi carrera. Las “garantías” que habían hecho no tenían manera respaldarse y no estaban dispuestos a darme una garantía real para compensarme por todo el daño que daría a mi cuerpo preparándome para una pelea que no sucedería. El hecho que dijeron que Ray sería una reserva muestra la falta de respeto que tienen ante lo que realizamos para prepararnos para una pelea a este nivel.

Mick consultó con Dana y Sean, y nos dijo que no estaban de acuerdo con mi petición y que tenía que enfrentar a TJ sin una garantía de que diera el peso o sin un incentivo financiero si no daba el peso. Esto es típico de las promesas sin cumplir y el bullying que ha sucedido durante mi carrera en UFC.

En resumen:

Acepté a su propuesta de pelear ante Ray Borg, y Ray también accedió.

UFC negó a otorgarme puntos de PPV en peleas posteriores de peso mosca, y jamás me los ha dado en peleas anteriores. Mi petición era justa, y el matchmaker encargado de la división mosca y gallo estuvo de acuerdo.

Yo di condiciones justas a UFC para cambiar la pelea a TJ Dillashaw, y ellos se negaron.

Dana y Sean me han dicho que no tienen interés en promoverme a mí o a las divisiones más pequeñas, así que cuando dicen que ganaré dinero de Pago Por Evento ante Dillashaw, dejan fuera el hecho que tengo que llegar a cierto número de ventas para eso, lo cual no llegará si hay una falla en promoverme como ha pasado en mis peleas anteriores.

Si TJ no da el peso, no puedo romper el record de defensas consecutivas y no me pagarían en esa circunstancia.

Dana se ha esforzado por hacerme bullying en los medios y en privado, para obtener lo que él quiere, aún si no es lo mejor para mí o para el deporte.

Si Dana dice que esta será una pelea grande Pago Por Evento para mí, y que la promoverán apropiadamente, entonces puede pagar por adelantado y explicarle a Ray Borg porque lo están retirando de la pelea en la cual lo había colocado el matchmaker de la división. De otra manera, solo es una mentira y un intento hacerme bullying para hacer algo que Dana quiere, pero no es lo correcto para el deporte o mi carrera.

El récord de UFC en lo que se refiera a promover mis peleas, y la pretensión de Dana que esta es una oportunidad para ganar dinero de Pago Por Evento, cuenta una historia diferente a lo que Dana dice al público”.